Acuerdan el recorrido de la marcha contra el G20: Por qué se oponen a la Cumbre en Baires

El Gobierno finalmente acordó con los movimientos sociales el recorrido que tendrá la marcha del viernes contra el G20. La protesta comenzará a las 15 en la intersección de las avenidas 9 de Julio y San Juan y continuará por Av. de Mayo hasta el Congreso.

A través de una carta enviada al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, informó que «se ha dispuesto dar respuesta satisfactoria a vuestra solicitud de manifestarse por los derechos que les asisten durante el día 30 del corriente, por las avenidas, por ustedes solicitadas, siendo éstas Avenida 9 de Julio desde San Juan, hasta Avenida de Mayo y por ésta hasta la Plaza de los dos Congresos a partir de las 15:00».

En la misiva, el funcionario nacional justificó la decisión: «Entiendo que de esta manera todos hacemos un aporte a la paz y la convivencia».

De todas maneras, el Gobierno ratificó su pedido para que no haya manifestantes con los rostros cubiertos y que se aísle a los eventuales violentos.

«De igual manera como ya les hubiera expresado personalmente, toda señal de manifestación en paz, sin caras tapadas, sin elementos o artefactos que tengan por objeto la violencia y la posibilidad de aislar entre todos si los hubiere, a individuos o grupos violentos es bienvenida para la generación de un clima de expresión plural y democrática», remarcó Milman.

El integrante del Ministerio de Seguridad aclaró que, pese a las concesiones, si hubiera incidentes, «las fuerzas de seguridad actuarán de manera inmediata».

La marcha contra la cumbre, explicaron desde la CTEP, no es contra los países que participan (de derecha a izquierda), sino contra «el mensaje que se baja». Es, en definitiva, contra el Gobierno. Hay dos grupos en esta marcha. Los que nuclea a los peronistas y parte de la izquierda, reunidos ayer en Atlanta. Y la izquierda clasista o trotsquista.  Unos terminarían electoralmente con Cristina Kirchner. Ayer cerró el diputado Solá. El ex ministro y ex vicepresidente de Menem y ex gobernador bonaerense, llamó a la unidad «policlasista» contra Macri.