Con plan de pavimentación y bacheo en marcha, Tagliaferro recorrió calles en obra, al regreso de sus vacaciones

En el regreso a sus funciones, el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, recorrió la calle Bogado de Castelar, donde se abrió un frente de obra a la altura de la avenida Irigoyen. Este año tiene presupuestado 11 mil metros cuadrados de hormigonado en Castelar, El Palomar y Haedo. 

«Son pavimentos nuevos, que van a mejorar muchísimo la conectividad del barrio con otras calles en las que venimos trabajando», indicó Tagliaferro.

Y agregó: «Con estas obras le damos continuidad a aquel compromiso que asumimos en 2015 de terminar con las calles de tierra de todo Morón».

Las obras realizadas con Provincia avanzan sobre la calle Bogado entre Quintana y la cortada del Club Deportivo Morón; y sobre Bernardo de Irigoyen entre Bogado y Santa María de Oro.

En paralelo, los equipos trabajan en El Palomar sobre Paraíso a la altura de Falcón y continúan en Castelar sobre Los Indios entre Alem y Larralde.

Tagliaferro se había tomado las últimas semanas de enero de vacaciones junto a su novia, por lo que Analía Zappulla había asumido el interinato.