Baradel arrancó la campaña: visitó un jardín en Hurlingham

«Siempre que hubo elecciones fui candidato eterno. Me llegó la versión, pero no lo tengo previsto. Tampoco lo descarto», aclaraba el líder de SUTEBA, Roberto Baradel, hace un mes, antes de que comenzara la paritaria docente y se lo viera en el atril del congreso provincial del PJ.

A 24 horas de esa participación partidaria, el principal brazo sindical que tiene el kirchnerismo en la Provincia (al menos en el Estado), el dirigente se mostró en Hurlingham junto al intendente del PJ Juan Zabaleta. Fue en un jardín (910) público cuya remodelación realiza una cooperativa que pertenece a la CTA de Provincia. Un negocio redondo y una muestra del manejo político y económico que tiene en su fuerza.

No hubo gacetilla del municipio. Apenas un tuit del propio Baradel, quien ya suena como candidato a diputado. Es sabido que su jefa y máxima referente política siempre apuesta a los incondicionales primero. De ahí que también haya olor a internas en Hurlingham, donde La Cámpora y el Nuevo Encuentro dominan el Concejo Deliberante: Al intendente le han sido más útiles los ediles que se fueron del F. Renovador.

Por ahora, el hombre de SUTEBA prepara otra batalla (el miércoles los gremios docentes rechazaron la oferta salarial de la Gobernación y este lunes habrá una segunda reunión) y desmiente su candidatura. «No está en mi cabeza ser candidato, lanzaron una supuesta candidatura mía para ensuciar la paritaria», asegura. El año pasado recorrió la Provincia con denuncias de todo tipo que pudo ver mucho antes, cuando apoyó la candidatura presidencia de Daniel Scioli. En 2015 firmó su mejor paritaria (extraordinaria), que terminó pagando Vidal.