Tras la difusión de un video, clausuraron una morgue policial en Ituzaingó: Había cadáveres tirados en el suelo

El Ministerio de Seguridad cerró al morgue judicial de Ituzaingó y trasladó los cuerpos que se descomponían en el lugar, luego de que se viralizara en redes sociales un video de dos jóvenes que mostraban desde las ventanas del inmueble cómo se hacinaban los cadávares en el piso.

La morgue está ubicada en un terreno contiguo a la Penitenciaría 39, en Peredo y República del Salvador, en el populoso barrio de San Alberto, que las administraciones de Felipe Solá y Descalzo convirtieron en el basural del distrito. Es una zona de baldíos, donde además se había aprobado la instalación de una subestación de Edenor, que convive con casas, escuelas, comedores y por supuesta la comisaría cuarta.

Aparentemente el lugar se había quedado sin los elementos de refrigeración. No está claro si esa morgue depende de la Policía Científica, del Servicio Penitenciario o del Poder Judicial. Lo cierto es que el Municipio presentó una denuncia en la Fiscalía de Ituzaingó tras las repercusiones.

«Acá tienen todos los muertos tirados, abandonados. Hay que tomar aire y aguantar», señala uno de los jóvenes que filmó el lugar con su celular. «Todos los vidrios están rotos. No se puede respirar, es un asco», agrega.