Los «Caballo de Troya» de Descalzo en campaña: Marasco ahora está con Lavagna y Sandra Rey marchó con la CGERA

La campaña está en marcha y mientras el peronismo se cocina en sus propias internas, el Gobierno lucha con el dólar y la economía, el intendente de Ituzaingtó Alberto Descalzo, tiene dos candidatos por afuera.

“Estoy trabajando con los equipos técnicos de Roberto Lavagna, estamos preparándonos para presentarnos en Ituzaingó», aseguró el ex secretario de Planificación Estratégica del Municipio y polifacético empresario local Osvaldo Marasco a la radio online La Ciudad.

“Estamos hablando con todos, queremos formar un frente con todos, Radicales, socialistas, peronistas, al cual lo esta proponiendo Lavagna, si eso se da, voy a ser candidato a intendente de ese espacio” sostuvo en el programa Contrapunto. El ex candidato del FPV, de Unión PRO, la UDESO, Cambiemos y el PJ, ahora busca ser representante del Lavagnismo, que no tiene armado propio casi en ninguna parte del Conurbano, más allá de que siempre aparecerán aspirantes.

Quemado tras la entrega de la elección en 2015, y la derrota en 2017 a manos del Movimiento Evita en el interna randazzista, Marasco se mantuvo en sintonía con el kirchnerismo gracias a su supuesto grado de denunciante arrepentido en la causa de los aportes truchos, que finalmente no caminó. Fue él quien manejó la campaña de 2015 e hizo, como su hermano, aportes en efectivo en esa y otras campañas anteriores por los partidos que jugaron ambos. Tampoco explica de qué manera, sin partido ni fondos electorales, volvió a lanzar una campaña de cartelería en la vía pública. Pero ya tiene un equipo de empleados a su cargo, tal cual es su costumbre hace once años.

Otra que se presume podría terminar bajo el paragüas de Lavagna es Sandra Rey, la ex secretaria de Producción del Municipio, que se presenta como precandidata a la intendencia y debe reasumir su banca como concejal. Ingresó en 2017 por Unidad Ciudadana. Y si quedaba alguna duda de que juega para el kirchnerismo, bastará con verla hoy en la marcha de la CGERA y otras organizaciones K en el Gongreso.

Los empresarios de esa cámara que conduce Ariel Aguilar pidieron declarar la emergencia productiva, aduanera, económica, financiera y tarifaria de las micro, pequeñas y medianas empresas, en los términos definidos por la Ley N° 24.467, por el término de un año.

Además solicitaron la instrumentación de regímenes especiales de prórroga para el pago de las obligaciones impositivas y de la seguridad social por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS).

«Marchamos para que no cierre una Pymes menos. En estos últimos tres años en todo el país han bajado la persiana un promedio de 25 empresas por día con las consecuentes perdidas de fuentes de trabajo», aclaró Sandra, reemplaza en el municipio por otra referente de UCIADI como Andrea Mussante, hoy militante del N. Encuentro.

«Desde el Gobierno se baja el mensaje que la reactivación vendría el proximo semestre pero las Pymes ya no pueden esperar. La Pymes movilizan el 80% del trabajo argentino, los pocos que quedamos en pie estamos trabajando al 50%. Ya se perdieron 350.000 puestos de trabajo», afirmó.

Ahora presentando el Proyecto de Ley de emergencia Pyme en la Cámara de Diputados de la Nación junto a distintos diputados y dirigentes Pymes#Ni Una Pyme Menos.

Posted by Sandra Rey on Thursday, April 4, 2019

 

“Necesitamos ser escuchados por los legisladores y el Gobierno, porque además de medidas ejecutivas, hay que aprobar una ley de Emergencia para la Subsistencia de las Micro, Pequeñas y Mediana Empresas. También una reforma tributaria que genere mayor seguridad jurídica para las inversiones a futuro», expresó la concejal.

La ex funcionaria sollozó esta semana en un programa de cable, cuando le preguntaron de su salida del Municipio. Como Marasco hace una década, se mostró dolida por la ruptura de la relación política y de amistad. Pero habrá que ver cómo se comporta en el recinto.