Vidal anunció, junto a los intendentes Zabaleta y Nardini, el acuerdo por el SAME Provincia, que ya llega a 100 comunas

La gobernadora, María Eugenia Vidal, anunció hoy desde el estadio único de La Plata la ampliación del programa SAME Provincia a los distritos de Hurlingham y Malvinas Argentinas. Con una inversión de 3 millones de pesos, el plan cubre una población estimada de 13 millones de personas, con 503 ambulancias distribuidas en cien comunas bonaerenses.

Junto a la mandataria estuvieron los intendentes que firmaron el acuerdo, Juan Zabaleta y Leonardo Nardini, ambos representantes del peronismo bonaerense. Aunque también se sumó al acto el subsecretario de Asuntos Municipales de la Nación y actual concejal y precandidato a intendente por Cambiemos en Hurlingham Lucas Delfino.

“Luego de tres años de mucha discusión y muchas luchas estamos felices que el SAME llegue a Hurlingham y que los vecinos tengamos un servicio de excelencia con respecto a la emergencia. Estamos muy agradecidos a la gobernadora Vidal y nos enorgullece que nuestro distrito sea el municipio número 100 de esta iniciativa”, expresó el edil.

Con este convenio, el Municipio sumó 5 nuevas ambulancias y completa una flota de 12 unidades destinadas al servicio de emergencias 107. «El 80% de los casos son resueltos en el mismo lugar de intervención», informó la Comuna.

Tras la entrega de llaves de las ambulancias, el intendente Zabaleta explicó así la demanda: «En marzo del 2016 atendíamos 1600 personas por día, hoy atendemos 5000, y eso es gestión permanente de nuestro equipo de trabajo y también del esfuerzo que hacen nuestros vecinos para poder sostener un sistema de salud pública, que se complica por la pésima política económica, la crisis, el desempleo y a pesar de eso, ahí estamos, reforzando este sistema de emergencia, gestionando nuevas ambulancias, mejorando la infraestructura de atención sanitaria, incorporando nueva tecnología, porque es una decisión central de nuestra política, brindar la mejor salud a todas las vecinas y vecinos”.

“Con esto vamos a sumar 13 millones de bonaerenses a los que si les pasa algo o necesitan respuesta urgente de la salud pública, saben que van a poder contar con nosotros”, dijo Vidal. Asimismo, aseguró: “Vamos a seguir avanzando, nuestro objetivo es que cuando terminemos este año, todos los municipios de la Provincia tengan SAME”.

El plan también tiene suscriptos a municipios vecinos como Morón y Tres de Febrero, ambos gobernados por el macrismo, pero tiene resistencia comunas como Merlo o Ituzaingó, donde el intendente Descalzo supeditó el convenio a que se termine y permita mudar al Hospital del Bicentenario la guardia que tiene el municipio en calle Brandsen.

En el verano llegó a trascender un convenio que fue redactado por la Provincia, en el que se donaban cuatro ambulancias equipadas para emergencias en favor del municipio de Ituzaingó, a cambio de que se permitiera conocer todos los datos del servicio de emergencias, que Descalzo mantiene privatizado desde hace más de una década.

Ante los reclamos, la gobernadora recordó hoy «antes de abrir nuevos hospitales tenemos que lograr que funcione lo que ya está». Para eso, en estos tres años, se dedicó a financiar la reforma de las guardias de hospitales públicos de la Provincia (un ejemplo cercano es el de Merlo), mejorar el sistema de salas primarias (en Morón se reforman 8 y se construyen dos edificios nuevos) y apuntalar los servicios de emergencias locales. Por eso quedaron en el tintero los elefantes blancos construidos durante las gestiones peronistas (de Duhalde a Cristina) que en algunos casos ni siquiera están dentro de su jurisdicción. Es lo que sucede con el hospital que el PAMI levantó en Ituzaingó, sin nada adentro.

“Contamos con 160 salitas en el conurbano que al igual que las guardias estamos tratando de darles mejor edificio, personal y equipamiento para que cualquier vecino sepa que si necesita una consulta que no es urgente, no tiene que ir a una guardia a esperar horas», sostuvo Vidal este mediodía, en un acto que fue transmitido por los canales oficiales.

El gobierno bonaerense realizó una inversión de $804 millones en equipamiento para 56 hospitales. Son 1.035 equipos de mediana y baja complejidad y otros 14 equipos de alta complejidad que comenzaron a llegar a 42 nosocomios.