Stolbizer se reunió con Lavagna, para delinear una mesa política provincial que le de cuerpo a la tercera vía electoral

Roberto Lavagna empezó a delinear una mesa política en la Provincia, que le de cuerpo y entidad a su candidatura presidencial, todavía sin definir. Ayer se mostró junto a la líder del GEN, Margarita Stolbizer, y los radicales más críticos del Gobierno, como Ricardo Alfonsín y el vicepresidente del Comité Nacional, Federico Storani.

La reunión ocurrió en sede que el GEN tiene en la intersección de Perón y Paraná, a pocas cuadras del Congreso. La eventual candidatura del exministro de Economía nació desde el propio peronismo federal, con apoyo concreto de algunos gremios de la CGT, pero se busca una construcción más amplia. Y por supuesto sellos que la sostengan.

«Lo importante fue que Lavagna escuchó de parte del GEN nuestro respaldo, en tanto a nosotros nos quedó claro que la intención de Lavagna es jugar, ser candidato, aunque no lo haya dicho explícitamente», afirmó Stolbizer ayer, al diario Clarín.

Fuentes de su partido confirmaron que se está elaborando una «mesa provincial» detrás de Lavagna, que elabore un verdadero marco político y electoral, frente a los especuladores que empezaron «a llenar casilleros» en distritos como Morón o Ituzaingó, donde dirigentes cercanos (o empleados) de intendentes se presentan como candidatos del lavagnismo. Caso hilarante, por ejemplo, el de Osvaldo Marasco.

En Morón se reunió el viernes pasado la primera mesa local. Fue en el sindicato de los gastronómicos y con el concejal barrionuevista Domingo Bruno como anfitrión. También concurrió la concejal y representante del GEN de la Primera Sección, Sandra Yametti. Acudieron dirigentes del peronismo como José Duhalde, Esther Barriunuevo de Hurlingham, y otros referentes de Ituzaingó y San Martín, además de la OTR.

No trascendieron todos los nombres, pero no estuvieron ni la exdiputada Marina Cassese (asesora del Municipio de Hurlingham, PJ y ex massista) ni la ex concejal Adriana Kreiman (PS), quien se apuraron en lanzarse por el espacio de Lavagna en Morón.

Stolbizer subrayó que el GEN plantea la unidad de las distintas expresiones dentro de Alternativa Federal . En cuanto al candidato, todavía no está claro cuál será la decisión respecto de un postulante por consenso, como pide Lavagna y asiente Miguel Pichetto, o por las PASO, como promueven Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey.

Por su parte, el encuentro con el radicalismo disidente tuvo lugar en las oficinas de Lavagna.

Hasta ahí llegaron Alfonsín, Storani, el presidente de la convención nacional de la UCR, Jorge Sappia, y Juan Manuel Casella. Del equipo de Lavagna estuvo presente el ex embajador, Rodolfo Gil.

Desde el entorno de Alfonsín aseguraron que el encuentro se enmarca en una serie de reuniones que viene teniendo con el fin de sostener el planteo que llevará a la convención nacional. Alfonsín quiere crear un nuevo frente «que no excluya a nadie sino que incluya nuevos actores».

«Existe un amplio consenso que debe ser ocupado por una fuerza política con vocación mayoritaria», asegura el GEN en un comunicado, en el que expresa la convocatoria a un proyecto de unidad nacional, y destaca que «se ha valorado el aporte de liderazgo y la trayectoria» de Lavagna, en un contexto de incertidumbre.

«El partido GEN ratifica su convocatoria a la unidad con diversidad y amplitud de un encuentro con vocación de poder para gobernar y mejorar el destino de los argentinos», sostiene.

De la reunión participaron, además de Lavagna y Stolbizer, el secretario general del GEN, Sergio Abrevaya; las candidatas a legisladoras por Córdoba Doris Mansilla y por Santa Fe Mónica Peralta; el ex diputado nacional Ricardo Vázquez; y el titular del GEN bonaerense, Rubén Grenade, entre otros.