Centros de estudiantes exigieron por el boleto estudiantil terciario con pintadas contra Macri, Vidal y Tagliaferro

El sábado, el ‘Festival colectivo por el boleto estudiantil terciario’, orientado junto con concejales de Unidad Ciudadana para exigir que el Concejo Deliberante trate el expediente terminó con pintadas al estilo escrache contra el Presidente, gobernador y Municipio.

Con consignas como «Macri roba, mata y miente» y «Vidal y Tagliaferro matan la educación», la protesta pasó a un tono político grosero, organizada por los Institutos de Formación Docente N°45 (Julio Cortázar) y N°108 (Manuel Dorrego), y al Conservatorio Alberto Ginastera (a la que el kirchnerismo le prometió casa nueva durante 12 años y por supuesto no cumplió) y a la Escuela de Teatro de Morón.

Como se sabe, la ley del boleto estudiantil gratuito fue aprobada en 2015, y el HCD de Morón adhirió, pero se empezó a implementar bajo la gestión Vidal, en tramos de menor a mayor edad. No obstante, la norma ofrece a los estudiantes terciarios y universitarios de gozar hasta un máximo de 45 viajes mensuales gratuitos en los transportes ferroviarios y de colectivo durante los días hábiles del año escolar. Y es la parte que no se alcanzó todavía. En tanto, las líneas de colectivos demandan una actualización.

El proyecto que los profesorados presentaron ante el Concejo Deliberante de Morón propone que se cree un boleto estudiantil de carácter gratuito para esos institutos, para las líneas comunales 634 y 635, manejadas por las empresas 216 y La Cabana, respectivamente.

«El año pasado nos dimos cuenta de que mucha deserción por problemas económicos», contó Ana, tesorera de la agrupación ‘Estudiantes en marcha’ del profesorado Julio Cortázar.

Estuvieron representantes de organizaciones gremiales, culturales y de distintos centros de estudiantes del distrito. También prestaron su acompañamiento los concejales y consejeros escolares de Unidad Ciudadana, Hernán Sabbatella, Diego Fernández y Matías Martínez; así como también del Frente Renovador Jorge Laviuzza.

Las pintadas aparecieron en las paredes del edificio municipal, lo que generó la bronca oficialista. «Los que dicen defender la Educación deberían empezar por ser educados. El Palacio Municipal es patrimonio cultural de los moronenses. Los que lo dañan nos dañan a todos», subió el intendente, Ramiro Tagliaferro, a sus redes sociales.

«Ni el más justo de los reclamos habilita el daño al patrimonio de todos, y mucho menos que el Ccjal @HSabbatella, que tiene la responsabilidad que le confía el voto popular y luego de vanagloriarse de haber sido parte del reclamo, no se haya manifestado en contra de los vándalos», tuitteó también el concejal Pro Emiliano Catena.