La CTA y los Moyano realizan un paro con respaldo de intendentes del PJ: Funcionan colectivos y el Sarmiento

El paro convocado para este martes por Hugo Moyano y las dos CTA se siente en la calle con menor circulación de tránsito, a pesar de que hay colectivos y finalmente el servicio de trenes del Sarmiento funciona con las limitaciones de una jornada de movilización. No hay recolección de residuos hasta el jueves. Se pliegan intendentes K.

La sede de Camioneros fue sede del encuentro político donde quedó marcada explícitamente la estrategia de marcar el paso de campaña contra el Gobierno, pese a la CGT.

Estuvieron Alberto Descalzo y Gustavo Menéndez, además de Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Ariel Sujarchuk (Escobar), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Andrés Watson (Florencio Varela); también ex intendente y actual diputado provincial Julio Pereyra (jefe del bloque alineado con Insaurralde).

Por eso hoy habrá Municipalidades prácticamente cerradas, lo hayan advertido o no. Tiene que parecer un paro y no un lookout.

En cambio, las administraciones de Cambiemos abrirán las puertas de las oficinas públicas. Todos los servicios del Municipio de Morón funcionarán hoy con «normalidad», a excepción de la recolección de residuos, claro.

A pesar de la adhesión inicial al paro, los delegados del Ramal Sarmiento no votaron ayer sumarse a la medida de fuerza, sino a la movilización del mediodía. Por eso hoy salieron los trenes, con menor frecuencia, pero también pasajeros.

El Aeropuerto de El Palomar funcionaba con normalidad, informó Flybondi. Las escuelas de gestión privada abrieron. A pesar del acuerdo paritario el SUTEBA volvió a parar en el marco de la convocatoria de la CTA.

En Morón, los estatales conducidos por Darío Silva (sede Posadas) no se plegaron. Fuentes de ese gremio aseguraron que «el sabbatellismo mandó tres micros», a los que se subieron 12 personas». El hospital «funciona normalmente». Los bancarios, en cambio, se pliegan en todo el país, incluida la seccional Morón de Ricardo Gamarra.