Los sindicatos salieron al cruce de la ministra Bullrich, tras afirmar que las pistolas Taser se podrían usar en el Posadas

Los sindicatos de médicos y de estatales salieron a repudiaron hoy los dichos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien para graficar cuándo se podrían utilizar las pistolas Taser ofreció como ejemplo el Hospital Nacional Posadas, donde hubo varios frentes de conflicto.

«Una vez más damos cuenta de un brutal exabrupto de la Ministra Bullrich», la ubicó el secretario de ATE y CTA-A de Morón, Darío Silva, quien no sólo viene garantizando la gobernabilidad de ese nosocomio, si no que además ni siquiera se plegó al paro de la CTA del último martes 30.

«Si uno piensa en lugares donde accionen las fuerzas federales, hay lugares donde el uso de la taser es muy recomendable. Por ejemplo, en el Hospital Posadas, donde están los gendarmes y donde hay muchas veces situaciones de violencia y el uso de un arma no letal frente a una letal es adecuado», expresó Patricia Bullrich esta mañana, en diálogo con TN, luego de que el gobierno oficializara hoy el uso de esa arma «no letal».

«El Hospital Posadas no es un campo de batalla, es un hospital nacional. No hay situaciones de violencia. Hay enfermos, hay parturientas, hay médicos, hay enfermeros y enfermeras. En estos últimos años el grado de violencia es casi nulo y con estos dichos quedó demostrado que la ministra desconoce la vida diaria de los trabajadores y de los pacientes que acuden a nuestro Hospital», apuntó Silva.

En un comunicado, no en declaraciones, dejó en claro que está en contra de esas armas, aunque estos tres años Silva haya sido el blanco del sabbatellismo y la izquierda por no sumarse a los reclamos de despidos. Este año se renuevan cargos en ATE, además de la campaña electoral.

Por su parte, el presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), Jorge Yabkowski, consideró que «Bullrich aconseja usar las Taser nada más y nada menos que en el hospital más grande del país, porque militarizaron las instalaciones para acallar las protestas ante los constantes despidos, que ya son 1300 durante la presidencia de Mauricio Macri».
Luego de la resolución ministerial, Bullrich salió estas mañana a defender el uso de las pistolas eléctricas Taser. «Hoy en día las fuerzas usan armas letales. Si tengo fuerzas de seguridad con armas letales como única arma, y lo que hago es darles un arma no letal, lo que hago es mejorar la calidad de vida de la gente», explicó la ministra en una entrevista brindada a Radio con vos.

El argumento del uso de las Taser como instrumento de tortura fue parte de la disputa judicial que se dio en principio en la Ciudad de Buenos Aires, cuando en 2010 Mauricio Macri —entonces jefe de Gobierno porteño— planteó que la Policía Metropolitana usaría pistolas eléctricas.

La discusión duró seis años y fue zanjada por la Corte Suprema de Justicia en 2016, cuando dejó firme un fallo que autorizaba su implementación.

Acá la grieta no es igual al de la política: El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, se mostró este martes a favor del uso de pistolas taser por parte de las fuerzas de seguridad y no descartó que Santa Fe puede sumar esa herramienta

Para Pullaro, el uso de esas pistolas con descargas eléctricas implica una herramienta intermedia en el “uso progresivo de la fueza que es fudamental”.