La huelga en la panificadora de Cencosud se frenó por una conciliación obligatoria, ante el despido de 11 empleados

El Ministerio de Trabajo bonaerense dictó la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto suscitado en la planta panificadora y de distribución que la cadena Cencosud tiene en Brandsen 3790 de Ituzaingó. Esta semana trabajadores tomaron la empresa por unos once despidos.

Todo comenzó por una pelea. Un gerente le pegó una patada al delegado. Lo denunciaron ante el Sindicato de Comercio, la Comisaría y a RRHH.

«La respuesta de la empresa fue despedir al compañero. Entonces comenzamos una medida de fuerza. Al día siguiente fueron otros nueve los despedidos. Antes habían echado a otro con una causa inventada. Dejamos de elaborar y cortamos la entrada y salida de vehículos, porque es un centro de distribución», relató el delegado del SEOCA, Gerardo Chelini.

La medida del ministerio dio marcha atrás con los despidos y la protesta, aunque desde el sindicato de Julio Ledesma metieron más presión, al denunciar no sólo «malos tratos» sino también la compra de insumos de mala calidad.

«Están comprando productos tercerizados, por ejemplo las medialunas, que es mercadería comprada a Molinos Cañuelas, algo que nos hace perder el trabajo”, narró Cherini.