María Luján Rey consideró «un honor» que la gobernadora Vidal la propusiera para la lista de diputados provinciales

A 48 horas del cierre de listas, la referente de la Tragedia de Once María Luján Rey reconoció que «sería un honor» ser candidata a diputada por la Primera Sección electoral por el frente Juntos por el Cambio, aunque aún no recibió «propuesta formal».

La madre de Lucas Menghini, la última víctima fatal hallada en esa trampa mortal en que se convirtió el tren Chapa 16 del Ramal Sarmiento, apareció en una lista de posibles nombres, propuesta por la gobernadora María Eugenia Vidal, hace ya una semana.

Su nombre empezó a sonar la semana pasada para la legislatura bonaerense, por la lista de la Seccional Primera, es decir Zonas Norte y Oeste. Sin embargo, hoy empezó a sonar fuerte una propuesta para integrar la boleta de diputados nacionales por la Provincia.

María Luján, quien ofrecerá una charla este viernes en el HCD de Morón sobre la Ley de Asistencia a la Víctima (sancionada en junio de 2017), también fue asesora de la gobernadora e integra el Observatorio de Víctimas.

Además de haber sido referente en el juicio de Once 1 y 2 contra los exsecretarios de Transporte K, los dueños de TBA y el exministro Julio De Vido, es reconocida vecina de Merlo.

¿Te han propuesto ser candidata?, le preguntaron esta mañana en MPQuatro radio online, cuando todavía no sonaba su nombre en la lista nacional.

«La verdad es que estoy atenta a lo que se dice, pero todavía no tengo ninguna propuesta formal. Pero sería un honor que la gobernadora piense en incorporarme en el espacio. El trabajo legislativo no sólo me gusta, sino que puedo aportar», respondió.

Luján Rey viene participando de actos junto a Vidal y Macri, referidos a las políticas ferroviarias, como la aplicación de frenos automáticos y la modernización de todo el sistema.

Además, fue una de las promotoras de la Ley de Víctimas, promulgada hace dos años por el Gobierno. «La ley vino a poner a las víctimas en un pie de igualdad. Esta la sanción, cuando ocurría un delito, el que contaba con un abogado era el acusado. En tanto que la víctima no. Eso es el primer problema que se enfrenta, más allá del dolor de la situación, porque muchas veces no se tienen las herramientas económicas para sostener una denuncia», explicó María Luján al programa Estación Central.

«Con esta ley, víctimas de la Tragedia de Once hubiéramos sido todos: la mamá, el papá y la hermana de Lucas», apuntó.

La aplicación de la ley «es paulatina». «Está el marco legal -indicó-, después están los hábitos. Se creó este observatorio y los centros de asistencias. La doctrina Zaffaroni decía que el víctimario era víctima. Todo este paradigma se tiene que cambiar y para eso son estas charlas. El destrato que puede tener un operador judicial con una víctima no depende de la ley, sino de la empatía que el funcionario tenga».

«La víctima no elige pasar por este lugar. Por eso se merece un trato distinto del sistema. El cambio cultural va a llevar tiempo», destacó la posible candidata de Cambiemos.