La mortalidad infantil se redujo 3.4 puntos en Hurlingham, siendo el segundo con mejor indicador de la región sanitaria

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, destacó hoy una baja de 3,4 puntos en el índice de mortalidad infantil en el distrito. Es el segundo municipio de la región que más ha disminuido este indicador en sintonía con el logro en Provincia.

Además, la mortalidad materna se mantuvo en cero. La tasa en el municipio bajó de 11,1 (por cada mil nacidos vivos) en el año 2017 a 7,7 en el 2018, según los datos registrados por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, que hace un mes (30 de mayo), anunció una baja «histórica» del indicador.

“Esto tiene que ver con el esfuerzo del equipo de gobierno y con el compromiso que asumimos todos los días con nuestros vecinos y nuestros niños, un compromiso que con mucho corazón y con mucha solidaridad y esperanza nos permite que seamos el segundo distrito de la Región Sanitaria Séptima que más ha disminuido el índice de mortalidad infantil. Tenemos que seguir trabajando pero vamos por buen camino”, señaló el intendente, esta mañana.

En ese sentido, manifestó que los indicadores se vinculan a la mejora en la calidad del sistema de salud, “a la ampliación de la neonatología, con más tecnología, a la capacitación de enfermeras, al seguimiento de los prematuros que hace la Secretaría de Salud a domicilio y a la incorporación de más neonatólogos y más pediatras”.

Por otra parte, destacó la atención del Hospital de Emergencias “Papa Francisco”, el funcionamiento del servicio de ambulancias 107 “que es mejor que el de cualquier obra social”, la inauguración de las unidades de internación y de terapia intensiva del Hospital “San Bernardino” y la remodelación de los Centros de Salud Comunitarios.

Además, para continuar ampliando el primer nivel de atención de la salud, adelantó que próximamente comenzará la construcción de tres nuevos centros de salud en los barrios de Villa Club, San Damián y Atepam.

El anuncio tuvo lugar en el Hospital “Papa Francisco” y contó con el acompañamiento de la secretaria de Salud, María del Carmen Pardi, y del secretario de Desarrollo Social, Héctor Rouillet, entre otros funcionarios de gobierno.

Además, estuvieron presentes referentes de la Red de Merenderos de Hurlingham; médicos, enfermeros y trabajadores de la salud; jubilados y vecinos del barrio.

En mayo, la gobernadora María Eugenia Vidal explicaba así la reducción de la mortalidad infantil en Provincia: «Por tercer año consecutivo hemos logrado reducir la mortalidad infantil en la provincia, en 2016 era de 9.9, en 2017 fue de 9.5 y el año pasado logramos que bajara a 8.9, la tasa más baja registrada en la historia de la provincia de Buenos Aires”.