Delfino salió de timbreo con el ministro Gigante en Hurlingham; y Di Castelnuovo con Sánchez Zinny en Ituzaingó

El concejal y precandidato a intendente por Juntos por el Cambio en Hurlingham, Lucas Delfino, recibió este sábado la visita del ministro de Infraestructura de la Provincia, Roberto Gigante, quien se sumó a un timbreo por “Villa Club”.

En tanto el ministro de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, visitó Ituzaingó tras una semana clave en la que se pusieron de acuerdo por la apertura del Hospital del Bicententario y por el SAME.

“Me enorgullece que funcionarios provinciales y nacionales nos acompañen en Hurlingham. Todos se van con la misma sensación, la ciudad está gris y necesita un cambio. A partir de diciembre, nadie más va a decir que el distrito perdió su color, porque, a partir de esa fecha vamos a recuperar el brillo de Hurlingham y el orgullo de ser de acá”, dijo Delfino.

Durante el timbreo por “Villa Club”, Gigante y el candidato de “Juntos por el Cambio” charlaron con los vecinos y los comerciantes que les expresaron sus reclamos por más seguridad y obras para solucionar el tema del tránsito en el distrito. Tras la recorrida, ambos se dirigieron hacia la Avenida Combate de Pavón donde el Ministro se mostró orgulloso de la obra realizada en el lugar, que fue financiada 100% por la Provincia y ejecutada por su Cartera.

Durante la caminata, hablaron de la extensión de Combate de Pavón, que comenzará a fin de año, hasta la Avenida Márquez, conectando así Hurlingham con Tres de Febrero. Cabe aclarar, que esto ya había sido anunciado hace días por Delfino y el intendente del vecino distrito, Diego Valenzuela.

Antes de dar por terminada la visita, Gigante le manifestó su apoyo al candidato a desbancar a Zabaleta y le aseguró que durante su futura gestión en Hurlingham se construirán los bajo barreras necesarios para mejorar el tránsito en el distrito, tal como quedó demostrado en las redes sociales de ambos mediante un vídeo.

Por otra parte, en plena campaña callejera, el equipo de prensa de Delfino difundió la imagen del intendente Zabaleta, candidato por «Todos», en el que se aprecia que cuando le deja un panfleto a una vecina, la saluda y le saca el folleto de Cambiemos. «Así son», cerró Delfino.

Por otra parte, en Ituzaingó, Sánchez Zinny se sumó a la campaña local de Di Castelnuovo, tras una semana clave en la que hubo convenio por el SAME.

Luego de tres años y medio, el Municipio aceptó la donación de ambulancias equipadas para emergencias, con el consiguiente presupuesto, para sumarse al plan integrado del AMBA. Esto no quiere decir que vaya a haber un nuevo servicio municipal, sino que los equipos pueden sumarse al que ya está, como ocurre con Morón o Hurlingham, aunque se deberá informar a la Provincia de su alcance.

El acuerdo se firmó luego de que el PAMI firmara un nuevo convenio por el Hospital. El intendente Descalzo hace campaña ahora con la apertura. Pero no será sólo una guardia. O no debería, si se invierte y cumple con el convenio. Finalmente se tendrá que hacer cargo de 6000 metros cuadrados, con terapia e internación. Es decir un Hospital, lo que implica un costo mucho más alto que la mudanza de la precaria guardia de la Salita (ex hospitalito) de la calle Brandsen.

Fueron tres años de tire y afloje, tras los que ambos bandos se presentaron como ganadores. La inauguración sería en septiembre, pero montar un hospital lleva más tiempo. Quedará para la próxima gestión. Será de Descalzo o de Di Castelnuovo, el joven que viene por el cambio.