La jueza confirmó la restricción horaria, de 22 a 6am, para el Aeropuerto de El Palomar: Regirá desde el 24 de septiembre

La jueza federal en lo Contencioso Administrativo de San Martín, Martina Forns, confirmó este lunes la prohibición para el funcionamiento nocturno del Aeropuerto de El Palomar. Rechazó los planteos de la ANAC, que aprobó los controles ambientales en la zona de influencia, y además extendió la restricción otras dos horas, es decir de 22 a 06 am.

La medida cautelar se conoció dos días antes de las Primarias, basada en uno de los reclamos patrocinados por el abogado Lucas Marisi del colectivo «Stop Flybondi», que moviliza el propio el kirchnerismo, fortalecido hoy por las PASO.

Las empresas que operan en la terminal tienen hasta el 24 de septiembre para modificar sus actividades (es decir que no se pueden vender boletos para volar en los horarios comprometidos más allá de esa fecha). El argumento del amparo y de la jueza es «para garantizar el derecho humano al descanso por la noche de los vecinos que viven en la zona».

A su vez, el fallo busca «preservar la salud de la población ubicada en los alrededores del Aeropuerto de El Palomar, que a la fecha está siendo alterada en su descanso y el sueño nocturno». La mayor resistencia aparece en Hurlingham aunque el intendente Juan Zabaleta nunca se expidió sobre el tema. Tampoco sus colegas del PJ. Pero desde los gremios aeronáuticos y el Concejo Deliberante de Morón y de Hurlingham el peronismo siempre se opuso a este proyecto.

Recientemente el candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernández se sumó a la polémica: “Macri y Dietrich van a tener que dar explicaciones por el caso FlyBondi y todos los negocios que armaron alrededor de la low cost”.

La Cámpora, que manejó Aerolíneas durante la gestión de CFK y tiene en Pablo Biró a un ultra dentro del Directorio, siempre se opuso a las Low Cost, como al Aeropuerto, aunque fue el propio kirchnerismo el que lo hizo funcionar en 2010.

El entonces intendente Lucas Ghi quería que fuera en forma permanente y no como alternativa por las obras en Aeroparque. Su sucesor, Ramiro Tagliaferro, impulsó la marca de Morón «Ciudad Aeronáutica». Ambos promovieron, con respaldos muy distintos, el desarrollo aerocomercial y a la Base de Morón Sur como polo de servicios.

El bloque del sabbatellismo y del FR votaron en contra de la modificación de indicadores urbanos en la Base de El Palomar, así como también cuestionaron los desalojos en el Barrio Aeronáutico, acelerados por la apertura de la terminal.