Detienen en Morón a uno de los asesinos del ingeniero Barrenechea, que se había profugado de una domiciliaria

Un joven que había sido condenado por el crimen del ingeniero Ricardo Barrenechea (en San Isidro en 2008) y que estaba prófugo tras haber violado la prisión domiciliaria, fue detenido tras un asalto, persecución y tiroteo en Morón.

Cristian «Kitu» Molina había escapado del domicilio en el que purgaba la sentencia de 11 años y 10 meses de prisión impuesta en 2012 por aquel resonante homicidio, por el que también fueron condenados otros tres imputados.

Fuentes policiales informaron a Télam que todo comenzó en una vivienda situada en las calles Milán y Conesa, de la localidad de Haedo, en Morón, al oeste del conurbano, donde un grupo de delincuentes entró a robar y tras amenazar a sus moradores huyó con dinero y otros objetos de valor.

En la huida, los ladrones fueron descubiertos por efectivos del Comando de Patrullas Morón que recorrían la zona y comenzaron a perseguirlos.

Según las fuentes, en la fuga, los delincuentes efectuaron varios disparos contra el patrullero de los policías.

Tras un operativo cerrojo, los efectivos detuvieron a uno de los presuntos asaltantes cuando éste intentaba ocultarse en un domicilio particular, en el que secuestraron parte del botín sustraído en Haedo.

De acuerdo a los voceros policiales, el detenido primero dio un nombre falso a los policías que luego determinaron que se trataba de «Kitu», quien quedó a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Morón.

Para la justicia de San Isidro, Molina lideraba en 2008 -cuando tenía 17 años- una banda oriunda de la villa Puerta de Hierro de La Matanza dedicada a cometer robos a mano armada, en uno de los cuales asesinaron a Barrenechea (46) en su casa de San Isidro.

Uno de los acusados de integrar esa organización, Daniel Orlando Danese fue condenado en noviembre de 2011 a 38 años de prisión por 11 hechos delictivos, seis ocurridos en el ámbito de la justicia de San Martín y cinco de San Isidro, entre estos últimos el del ingeniero.

Por ese crimen, Danese fue considerado partícipe necesario de homicidio en ocasión de robo ya que no ingresó a la casa de la víctima y sólo actuó de campana.

Mientras que en noviembre, «Kitu» fue condenado junto a otros dos jóvenes que eran menores de edad al momento del crimen de Barrenechea y que recibieron penas de 8 y 13 años de prisión.

Barrenechea fue asesinado de cinco tiros el 21 de octubre de 2008 durante un asalto en su casa de Perú 725, de San Isidro, a metros de la avenida Del Libertador, donde los delincuentes también balearon en una axila a su hijo mayor, Tomás, por entonces de 17 años.