Habilitan el primer tramo de la extensión del Camino del Buen Ayre: Los 11km de la autopista une Merlo y La Matanza

El Ministerio de Transporte habilitó los primeros 11 km de la extensión del Camino del Buen Ayre, entre La Matanza y Merlo. Cuando esté terminada, en 2023, esta nueva autopista contará con 83 km que conectarán el Acceso Oeste con la ruta 2, en Berazategui.

El presidente Mauricio Macri recorrió hoy, junto al ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, el nuevo tramo, que estará habilitado el sábado.

Este primer tramo de 11 kilómetros se extiende desde la ruta provincial 40, en el partido de Merlo, hasta el Barrio 20 de Junio en La Matanza. Mientras tanto, se están construyendo otros 65 kilómetros de la extensión, entre el Acceso Oeste y la RP 40, y desde el Barrio 20 de Junio hasta el cruce con la RP 53.

El nuevo tramo permite un ahorro de 25 minutos sobre un viaje que hasta hoy demoraba alrededor de una hora entre La Matanza y Merlo. Los autos y colectivos que salen del Centro de Trasbordo de ruta 3 y ruta 21 en La Matanza y se dirigen hacia Merlo, ahora pueden tomar la ruta 21 hasta Pontevedra (La Matanza), donde acceden al nuevo tramo del camino del Buen Ayre hasta la ruta provincial 40 a la altura de Mariano Acosta (Merlo).

El proyecto de extensión del Buen Ayre fue lanzado en 2010, aunque los anuncios habían comenzado cinco años antes. Después, entre 2010 y 2015, la obra mostró un grado de avance del 23%. Y en los últimos años tomó nuevo impulso. La obra es financiada por el Ministerio de Transporte a través de Vialidad Nacional, con una inversión que supera los $18.350 millones.

Parte de la complejidad de la construcción de la nueva autopista, según fuentes oficiales, es que se requieren unas 3.900 expropiaciones de tierras, porque se construye a través de campos o zonas urbanizadas donde no había una traza previa ni calles. Esto implica remover tierras, llevar a cabo obras hidráulicas y también de rampas y vinculaciones.

La autopista conectará con todos los accesos a la Ciudad. Así, se cruzará en su inicio con la Panamericana, con el acceso Oeste, hasta donde llega el Camino del Buen Ayre en la actualidad, luego con la ruta 3, la autopista Ezeiza-Cañuelas (que es una continuación de la Riccheri), las rutas 58 (vincula la Ezeiza-Cañuelas con los barrios de Canning y Ezeiza) y 53, y finalmente con la ruta 2.

La obra comprende un total de 83 kilómetros que, sumados a los ya existentes, sumarán 108. Los municipios que atravesará la nueva autopista serán 12: San Isidro, San Martín, Tres de Febrero, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo, La Matanza, Ezeiza, San Vicente, Presidente Perón, Florencio Varela y Berazategui.

Se estima que beneficiará a más de 12 millones de habitantes de esos distritos, y será utilizada todos los días por más de 50 mil usuarios que, en el caso de los que viajen desde La Plata hasta Pilar, ahorrarán hasta una hora de viaje.

Una vez finalizada, esta nueva autopista se convertirá en el tercer anillo de circunvalación del área metropolitana, luego del Camino de Cintura y la avenida Gral. Paz.