El candidato de Lavagna en Hurlingham rechazó la idea del voto útil: «Massa va a tener que pedir perdón», disparó

El candidato a intendente de Hurlingham por Consenso Federal, Rafael De Francesco, se mostró esperanzado en que su espacio consiga bancas en el Concejo Deliberante el próximo 27 de octubre. Para eso necesita llegar al piso del 10% de los votos.

El también Juez de Faltas Municipal pasó por “Estación Central” (Mpquatro radio online), donde aseguró que “obtuvimos 8.148 votos. Pero lo hicimos con alrededor de 350 fiscales, sobre 500 que necesitábamos y con apenas 24 días de campaña».

«Hoy estamos mejor perfilados, con posibilidades de crecimiento y calculamos que, de meter doce o trece mil votos, podríamos aspirar a cuanto menos conseguir una banca en el Concejo Deliberante”, apuntó.

De Francesco destacó que Consenso Federal, que propone a Roberto Lavagna como candidato a presidente, desarrolló localmente “una campaña seria, mostrando los problemas de Hurlingham, la Provincia y la Nación. Además, tenemos muy buenos candidatos, referentes en distintos barrios, como Alfredo Leguizamón, Lidia Colombo, “Toty” Lizardo, Mónica López o Miguel Aliendre”.

El candidato del lavagnismo propuso que el futuro Concejo Deliberante “tenga parlamento, discusión, confrontación de ideas dentro del consenso y que el vecino reciba una idea conversada, estudiada, eso en el Concejo de Hurlingham hoy no lo veo”.

También salió al cruce de las declaraciones del candidato a diputado por el kirchnerismo Sergio Massa, quien aseguró que un voto por Lavagna “es un voto perdido”.

“Quien dice eso comete una falta de respeto. Massa va a tener que pedir perdón, porque está mal. No me puede decir a quién tengo que votar y que si no voto como él quiere estoy tirando mi voto. De ser así, tendría que pensar que es un político perdido, por los vaivenes que tuvo en su carrera”, respondió De Francesco.

El candidato opositor consideró que los “egoísmos” de la política de Hurlingham conspiraron contra las posibilidades de desarrollo del distrito. “Puedo coincidir o no pero tengo que hacer respetar a Hurlingham en la parte política. Pero se cometieron demasiados errores y hubo muchos errores de gestión que se ven en lo que tenemos y lo que nos falta. Los pasos a nivel y barreras son un horror. Hay que hablar con Ferrocarriles. Tenemos el pueblo partido en tres o cuatro partes, por eso es imprescindible una reconversión ferroviaria. Del centro a Hurlingham se tarda 35 minutos, pero para tomar el colectivo de Rubén Darío a Wlliam Morris casi una hora. No hay forma de mejorar el tránsito sin una rectificación ferroviaria”, indicó y en tal sentido, adelantó la propuesta para la creación de una línea de transporte urbano local.

De Francesco cuestionó el sistema de fotomultas que a inicios de este año provocó reacciones adversas en el municipio. “La fotomulta fue un invento de la gobernadora, la competencia debe ser del municipio pero vieron un gran negocio con el que recaudar. Para eso pusieron jueces recaudadores de supuestas faltas de tránsito, y el ciudadano no tenía garantizado el derecho de defensa. Era “venga y pague, y nada más”. Además maltrataban al ciudadano y desde entonces dimos la pelea para que la competencia sea del Juzgado de Faltas municipal, el juez natural. Ahora atendemos y juzgamos, escuchando, a través del derecho y si corresponde una nulidad, o una sanción, se dicta de esa manera”.

Finalmente, en relación a la polémica surgida por la creación del Aeropuerto en El Palomar, que afecta a vecinos que rechazan su funcionamiento, el candidato a intendente señaló que “en El Palomar había una base operativa, pero primero hay que hacer estudios serios que correspondan para saber si esa base da para la actividad comercial. Hoy tenemos una población diferente. Si decimos que en el hospital tenemos que tener tanta cantidad de camas, tenemos que estudiar también seriamente las condiciones urbanas de hoy. cuando operaba la base militar había 200 mil personas y hoy hay 600 mil alrededor”.