Luego de un allanamiento, detienen en Morón a un guardacárcel con problemas mentales que hirió a personas

La Policía detuvo a un cabo del Servicio Penitenciario que padece severas alteraciones mentales. El sujeto quedó internado en una clínica psiquiátrica de Pilar. Y está acusado de herir a balazos en la espalda a personas que se hallaban en la vía pública al momento en que fue descubierto.

Este demente, que trabajó en la Unidad Penitenciaria N° 39 de Ituzaingó como guardacárcel, fue apresado luego de un allanamiento realizado por personal de las comisarías 1° y 4° de Morón, en una finca de Mazza al 2800.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, al sujeto, que actualmente gozaba de licencia médica, le incautaron un pistolón Rexio 26, más de 100 balines, 2 tubos de gas comprimido y una camioneta Ford EcoSport bordó, patente BRO 580.

Trascendió que las víctimas del guardiacárcel (que están fuera de peligro) habían sido un hombre de 51 años, el 19 de octubre pasado, en el cruce de Eva Perón y Santa María; y en la misma fecha, un muchacho, 26, en Curupaytí al 700.

Intervinieron en la causa la doctora Valeria Courtade, de la UFI 3, y el Juzgado de Garantías N° 2, ambos de los tribunales de Morón.

Fuente: Crónica

Por otro lado, en la misma cárcel, se fugó en la madrugada del martes 5 de noviembre se fugó un recluso, que horas después fue detenido en Merlo. El reo Julio César López Olguín (foto) tiene condena firme por tentativa de homicidio y robo y homicidio simple, se fugo del penal.

Autoridades del penal explicaron que Olguín rompió la reja de su celda, corrió por el pasillo del Pabellón para finalmente saltar por el paredón.