Juraron los 24 senadores y designaron nuevas autoridades: Alperovich pidió licencia y Cristina renunció a su banca

Los 24 senadores nacionales electos en los comicios generales de octubre juraron para el período legislativo 2019-2023 en una ceremonia que se llevó a cabo en el recinto de la Cámara Alta, en cuyo transcurso se definieron también las autoridades del Senado desde el 10 de diciembre.

Allí se aprobó la renuncia de la senadora Cristina Fernández de Kirchner a su banca para asumir como vicepresidenta a partir del 10 de diciembre, en una votación en la que hubo aplausos desde los palcos y vivas a la ex presidenta.

La Cámara alta también aprobó por unanimidad la renuncia a la banca del senador peronista Omar Perotti, electo gobernador de Santa Fe.

La accidentada jura de los 24 senadores electos –hubo problemas en la transmisión televisiva y de audio– dio inicio este miércoles a la nueva composición de la Cámara alta con abrumadora mayoría del PJ que debutará el 10 de diciembre, materializada a última hora de la tarde de ayer con la reunión del flamante bloque del Frente de Todos, presidido por José Mayans, que debutó hoy en su nuevo rol.

No estuvo Cristina Kirchner, la autora intelectual de la sorpresiva jugada que terminó de ejecutar ayer con la unción de Mayans como presidente de la bancada del PJ, de Claudia Abdala Ledesma de Zamora como presidenta provisional del Senado –fue la más ovacionada– y de Maurice Closs como vicepresidente primero. La ex presidenta envió un mensaje a los gobernadores cuando la mayoría peronista descontaba que designaría a dirigentes de su riñón, como Oscar Parrilli.

Antes de la jura de los 24 senadores electos de la ciudad de Buenos Aires, Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego, los legisladores votaron la renuncia de la vicepresidenta electa como senadora y la de Omar Perotti.

Y la licencia por “seis meses sin goce de sueldo” acordada entre los bloques de Cambiemos y del Frente de Todos y votada a mano alzada por los presentes pedida por José Alperovich tras la seria denuncia por abuso sexual por parte de su sobrina segunda.

Con una curiosidad: el pedido, en ausencia del ex gobernador de Tucumán, fue votado por varios de los senadores que esperaban para jurar y que todavía no empezaron formalmente su mandato.

Michetti avisó al comienzo de la ceremonia de jura de los 24 legisladores –el primero fue Martín Lousteau, recién aterrizado de los Estados Unidos– que la sesión daba para nada más que “una hora” por los desperfectos eléctricos que demoraron el inicio casi 60 minutos.

“Voy a ser breve porque según el tiempo estimado nos quedan seis minutos”, dijo ya sobre el final, medio en broma, Luis Naidenoff, mientras proponían los nombramientos de los nuevos funcionarios parlamentarios.

Cristina Kirchner sí se aseguró los principales casilleros para sus colaboradores de confianza. El ex jefe de la bancada K Marcelo Fuentes en la Secretaría Parlamentaria; María Luz Alonso, referente de la agrupación La Cámpora en La Pampa –fue el nexo entre la ex presidenta y Carlos Verna– en la Secretaría Administrativa, Mariano Cabral como prosecretario administrativo y Diego Bermúdez de prosecretario de Coordinación Operativa.

Cabral y Bermúdez oficiaban hasta estos días de secretarios de la vicepresidenta electa en la Cámara alta. Luz Alonso juró junto a su familia y por “Cristina Fernández de Kirchner”.