Cámara Baja: Máximo queda al frente del bloque K, tres diputados abandonan JxC y se arma tercer bloque «Federal»

El nuevo oficialismo quedó a un pequeño paso de tener quórum en la Cámara Baja Nacional. Se armaron nuevos interbloques, posibles aliados del PJ. Por afuera de este esquema quedarán los trotskistas Nicolás del Caño y Romina Del Pla (FIT) y la neuquina Alma Sapag (MPN).

El bloque Frente de Todos, que presidirá Máximo Kirchner, será el espacio más numeroso (120), seguido por el interbloque Juntos por el Cambio, que tendrá 116 bancas.

A estas dos grandes agrupaciones se les sumarán otras dos, mucho más pequeñas, que avisaron que contribuirán al cuórum y a la sanción de leyes.

Una de ellas es el interbloque Federal, conformado por el bloque Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti; el peronismo no K (Bloque Justicialista y Consenso Federal) y el socialismo santafesino.

Este interbloque se llamará Federal, tendrá al menos 10 diputados y pretende ser una continuidad de Argentina Federal, el espacio que respondió a los gobernadores opositores (mayoritariamente del PJ) durante los dos últimos años de gestión de Mauricio Macri.

Estará integrado por los cuatro diputados por Córdoba (Carlos Gutiérrez, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio y Claudia Márquez, en reemplazo de Martín Llaryora); Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez, de Consenso Federal; Eduardo “Bali” Bucca y Andrés Zottos (Bloque Justicialista), y los santafesinos Luis Contigiani (Frente Progresista) y Enrique Estévez (Partido Socialista).

A estos 10 diputados podrían sumárseles otros dos diputados que integraron la lista de la alianza massista 1País, de 2017, y que podrían para completar los mandatos de Felipe Solá y Daniel Arroyo, posibles ministros de Relaciones Exteriores y de Desarrollo Social y Producción. Los eventuales reemplazantes son los lavagnistas Liliana Schwindt y Jorge Sarghini.

El otro es un interbloque de ocho diputados que estaban “sueltos”, que no querían pertenecer ni al oficialismo ni a Juntos por el Cambio, a quienes Sergio Massa (será consagrado formalmente como presidente de la Cámara), convocó para que se unieran y sean aliados del oficialismo.

Este interbloque se inscribió como Unidad Federal para el Desarrollo y está conformado por cuatro bloques diferentes. Uno de ellos es Unidad y Equidad Federal, que integrarán los diputados Pablo Ansaloni (Buenos Aires) y Antonio Carambia (Santa Cruz), que abandonaron el bloque PRO, y José Luis Ramón (Mendoza).

Otros son los monobloques de la Justicia Social de Tucumán, de Beatriz Ávila, que también se fue del bloque macrista; y Juntos Somos Río Negro, de Luis Di Giácomo. Y el otro bloque es el del Frente Renovador de la Concordia, de los misioneros Ricardo Wellbach, Flavia Morales y Diego Sartori.

A estos ocho diputados podría sumársele Marcelo “Oso” Díaz, en el caso de que José Ignacio de Mendiguren deje su banca para ser funcionario de Fernández.

Con las posibles designaciones de Solá, Arroyo y De Mendiguren, el mapa podría cambiar: el FDT perdería tres bancas y quedaría en 117; JPC seguiría en 116; Federal crecería a 12, y UFD crecería a 9.

Anoche quedaba por saber qué harían los peronistas chaqueños Elda Pértile y Juan Mosqueda: por ahora, figuran entre los 120 del FDT, pero podrían irse a Federal o a UFD.

Si se van, el FDT quedaría con 115 bancas y perdería la condición de primera minoría, porque JPC tendría una banca más.

De todas maneras, con la foto de ayer debutará la nueva composición de Diputados en la sesión preparatoria de este mediodía, y sin perjuicio de los movimientos finales la distribución y los acuerdos políticos serán beneficiosos para el gobierno de Fernández.

En el Senado tendrá un escenario aún más favorable, con 39 de las 71 bancas en el Frente de Todos (no se cuenta la del tucumano José Alperovich, quien pidió licencia tras una denuncia por violación).

Mario Negri fue elegido ayer presidente del interbloque Juntos por el Cambio (agrupa a la UCR, el PRO y la Coalición Cívica-ARI ), que tendrá 116 de las 257 bancas, y será el principal espacio de oposición a Alberto Fernández.
Negri, que la semana pasada fue elegido por sus correligionarios presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR hasta 2021, fue confirmado al frente del interbloque tras una reunión que mantuvo con los jefes de los bloques PRO, Cristian Ritondo, y CC-ARI, Maximiliano Ferraro.