El Gobierno frenó el aumento del 5% de combustibles y Kicillof congela las tarifas de los peajes bonaerenses

El Gobierno dejó sin efecto la suba de combustibles del 5% que iba a entrar en vigencia a partir de la medianoche. Alberto Fernández le ordenó ayer a Guillermo Nielsen, presidente de YPF, que anule el aumento.

Lo hizo luego de que trascendiera que iban a regir los incrementos justo en medio de un contexto de congelamiento de tarifas y transporte. Como es habitual, la petrolera nacional sería la encargada de dar el primer paso que imitarían las demás firmas.

Ahora, con la decisión de que YPF no suba, todo indica que el resto de las compañías tampoco aplicarán aumentos, al menos por ahora. De hecho, desde Axion aseguraron que si YPF no remarca, ellos tampoco lo harán. La petrolera estatal controla casi el 60% del mercado.

Fernández habló el domingo por la tarde con Nielsen. El economista que diseñó el plan de inversiones de Vaca Muerta y quedó al frente de la gestión de YPF, le había elevado días atrás un pedido para actualizar los precios de los combustibles.

Argumentó que estaban atrasados y que resultaba necesario un incremento para garantizar la rentabilidad de las petroleras. Habló, al principio, de un incremento del 10% que luego redujo a 5 puntos.

En el sector petrolero hablan de un retraso, mínimo, de 12 puntos.

Por otra parte,  en medio de los cruces con la oposición por la Ley Impositiva, el gobernador bonaerense Axel Kicillof​ decidió congelar las tarifas de los peajes bonaerenses, como la ruta 2, 11 y 74, además de la autopista Buenos Aires – La Plata y las rutas 56 y 63 que empalman con la 11.

La medida fue confirmada este lunes por el mismo gobernador, quien evitó especificar hasta cuándo durará.

«Vamos a congelar los peajes que están bajo jurisdicción de la provincia y, como ocurre con las energéticas, la idea es hacer una revisión de todo el esquema tarifario. En el caso de autopistas, tenemos varios planes. Hay mucho por hacer», señaló Kicillof en declaraciones a El Destape radio.

Así, los peajes de Dock Sud y Hudson hacia La Plata conservarán el precio de 33 pesos en horario normal y de $42 en hora pico. Por su parte, los de Quilmes/Berazategui/Bernal rumbo a Capital se mantendrán en $57 en horario normal y en $71 en los horarios de mayor congestión.

Por su parte, en la ruta 2 continuará cobrándose $120 el peaje para autos, tanto en Samborombón como en Maipú. Y en la ruta provincial 11 seguirá la tarifa de $120 en el peaje de La Huella y de $57 en Mar Chiquita.

A nivel nacional, el Gobierno había anunciado el congelamiento por 120 días los subsidios al transporte público. La medida, confirmada el Ministerio de Transporte, implica también un freno a la suba de tarifas en trenes y colectivos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por al menos seis meses, según anunció días atrás el presidente Alberto Fernández.