Meoni nombró a Marinucci al frente de Trenes Argentinos y opinó que el Aeropuerto de El Palomar debería «continuar»

El ministro de Transporte, Mario Meoni, anunció el retorno de los vuelos regionales al Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery y, en ese marco, se refirió a las aerolíneas Low Cost y al Aeropuerto de El Palomar. En un caso les advirtió que deben tomar rutas menos rentables y que, en su opinión «personal», la terminal de Morón debe seguir funcionando.

Ninguno de los anuncios sorprende. Antes de que termine el gobierno de Macri, las empresas de bajo costo estaban bajo la lupa, aunque continuaron con su plan de negocios, lo que supone que hubo negociaciones para que continúen operando. La mayor resistencia estaba generada por los gremios aeronáuticos, que cuestionaban tanto el tipo de filiaciones (Flybondi y Jetsmart tienen sus propios sindicatos) como la competencia en contra de Aerolíneas Argentinas.

Sin embargo, hace rato que no hay protestas contra la terminal de El Palomar, a la que llamaron «trucha» los primeros dos años. Hoy pesa una restricción horaria nocturna, por una decisión judicial que debe revisar la Cámara Federal. Pero ninguno de los intendentes electos en octubre salió a decir que había que cerrarlo. Hoy, Meoni se mostró dispuesto a que «el Aeropuerto de El Palomar continúe» en operaciones. Aunque aclaró que su opinión era «a título personal», ya que el funcionamiento de esa estación aérea «está restringido por una medida judicial».

El funcionario indicó que la cartera a su cargo está por estos días «presentando mayor cantidad de informes y ofreciéndole a la Justicia todo lo necesario sobre cuestiones de contaminación, complicaciones y logística».

«No hay una decisión porque debe resolverse la cuestión judicial, que mantiene el funcionamiento restringido sin que se pueda operar por la noche», precisó Meoni en una conferencia de prensa en Casa Rosa, en la que respondió que «si se me pide una opinión, mi  opinión personal es que debe continuar, pero reitero que es una opinión personal».

«Nos estamos reuniendo con los intendentes de la zona para determinar qué impacto económico tiene o no un aeropuerto allí», detalló. A partir de esa ronda de consultas, y de las posibilidades operativas de las empresas que operan, se verá si El Palomar continúa o no». Semanas atrás, el intendente de Morón, Lucas Ghi, aseguró que había que volver a «consensuar» la función de la Base Aérea, con un proyecto amplio, similar a la experiencia en Morón Sur.

La jueza federal en lo civil y Comercial Federal de San Martín, Martina Forns, obligó a cerrar la pista de operaciones de 22 a 7 horas, para «preservar la salud de la población ubicada en los alrededores del Aeropuerto», según dice en el fallo.

La decisión fue comunicada en su momento al Ministerio de Transporte de la Nación, la ANAC y a las empresas que operaban en el lugar. La ANAC consideró que «esa decisión afecta a unos 6.000 pasajeros semanales que vuelan a destinos como Asunción, Bariloche, Córdoba, Iguazú, Mendoza, Neuquén, Salta y Tucumán. Los gobernadores también presionaron para que sigan las operaciones. Meoni tiene en estudio ese negocio y por ahora las low cost siguen. «Les vamos a exigir el cumplimiento de todas las rutas. Cumplen con algunas rutas y con otras no», aseguró Meoni.

«Nosotros creemos en la competencia aérea, pero creemos en una competencia aérea más justa, no que Aerolíneas se haga cargo de volar a los lugares más complejos y que las otras empresas viajen solamente a los destinos que les parezcan rentables», dijo.

Seguido, remarcó: «Vamos a exigir que hagan rutas que tal vez no son 100 por ciento rentables, o que su rentabilidad dependerá del volumen de pasajeros, porque se han elegido algunos destinos y otros no».

En otro orden, este jueves se confirmó el nombramiento del moronense Martín Marinucci al frente de Trenes Argentinos, la empresa estatal que controla las líneas Belgrano Sur, Mitre, Roca, San Martín, Sarmiento, Tren de la Costa y ramales en el interior del país, entre otros. El dirigente renovador, a quien Sergio Massa le tiene personal afecto, es concejal en licencia actualmente (en su banca está nada menos que el flamante presidente del HCD, Jorge Laviuzza).

Fue reelecto en 2017, pero ya en 2018 había sino nombrado en la Autoridad del Agua bonaerense, por un acuerdo con Vidal. Hijo de Omar Marinucci, ex dirigente duhaldista, supo desempeñarse en el negocio del turismo, acaso la única experiencia que se le puede contar en relación con el Transporte, un área que quedó en manos del massista Meoni.