El jefe de Gabinete de Kicillof confirmó modificaciones en la reforma fiscal, aunque avanzará sin un acuerdo con JxC

Luego del encuentro con el Presidente, Alberto Fernández, el gobernador, Axel Kicillof, avanzará mañana con un nuevo proyecto de reforma fiscal, con algunos cambios respecto al primer dictamen, a través de la Cámara baja bonaerense. El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, confirmó que no hubo avances con la oposición y que negociación «está caída».

«Presentamos el proyecto de ley con algunas modificaciones que lo hacen más progresivo que antes, es superador», indicó Bianco en un comunicado, en el que dijo que «la oposición ha fallado nuevamente en presentar contrapropuestas”. El debate llega sin el acuerdo necesario para su tratamiento en el Senado, por lo que el oficialismo apostará a la fragmentación de Juntos por el Cambio, cuando dentro de estos sectores hay intendentes dialoguistas y otros que, por ejemplo, respaldan la protesta del Campo en contra del aumento de Rentas que llegaba al 75%.

Sobre las modificaciones realizadas al proyecto original, Bianco indicó: “Se disminuyó el impacto del aumento del 75% para 1.400.000 partidas, a las cuales se les va a aplicar el 55%. Esta era una de las cuestiones que había solicitado la oposición y que nos pareció razonable para aminorar el impacto sobre la clase media”.

Por otra parte, se dispuso que “los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y los jubilados queden exentos del impuesto inmobiliario, y redujimos de 3,5 a 1,5 la alícuota de Ingresos Brutos para la producción de medicamentos y también para actividades profesionales, científicas y técnicas. Además hicimos una reducción del 2,5 a 1,5 a actividades de venta al menudeo de alimentos y una exención del pago del impuesto automotor a las empresas municipales de transporte para que no tenga impacto en los boletos”.

Agregó que en el nuevo proyecto también “eximimos del pago de tasas a clubes de barrio y otras asociaciones civiles. Son todas cláusulas progresivas”.

Sin embargo, explicó que la presentación se realizó sin lograr consensuarla previamente con la oposición: “El problema central es que no tuvimos respuestas. Solicitamos ayer contrapropuestas y pusimos cómo límite para presentar el proyecto hoy a las 14. Han fallado nuevamente los interlocutores”.

En ese sentido detalló: “En el día de hoy iban a dar una respuesta, recibimos varios llamados y les dimos precisiones, y quedaron en contestar pero no tuvimos más respuesta. Es el segundo plantón que tenemos por parte de la oposición. Los y las bonaerenses no pueden esperar más”.

Bianco finalizó: “Lo que les interesa a los y las bonaerenses es que les solucionemos los problemas, para eso y para las emergencias votadas necesitamos recursos, por eso presentamos un proyecto de Ley con una cláusula de progresividad. Ahora tendrá lugar el debate legislativo. Esperemos que la oposición trabaje con compromiso y responsabilidad para que tengamos una Ley Impositiva para los 17 millones de bonaerenses”.