Denuncian que, en medio de la «emergencia», Kicillof inició una licitación para renovar la flota automotor por $550M

La diputada nacional por la UCR de la Provincia Josefina Mendoza acusó al gobernador bonaerense Axel Kicillof «de no tener prioridades y querer cambiar su auto y el de sus funcionarios en medio de las negociaciones con los bonistas».

“Desde que asumió, Kicillof repite como un mantra lo mal que está la provincia y un montón de cosas que son un speech perfectamente armado para la política, mientras que por otro lado quiere cambiar su auto y el de sus funcionarios para andar en cero kms de alta gama”, expresó la diputada radical.

“En las páginas de la provincia se abrió un proceso licitatorio donde entre distintos vehículos utilitarios que seguramente son necesarios, se esconden noventa coches de alta gama que serán destinados para funcionarios, evidentemente hicieron la gran ‘si pasa pasa’, escondiendo entre las necesidades algún que otro lujito”, expresó Mendoza.

“Están pidiendo solidaridad a la clase media con un terrible ajuste, a los jubilados, pero se quieren gastar más de 550 millones en autos, parece que no solamente no existe plan de gobierno en la provincia sino que también les falta sensibilidad” dijo la diputada del radicalismo bonaerense, criticando que hasta el momento, todo lo que se hace en la provincia viene de nación y muy poco se está haciendo desde la sede del gobierno provincial en La Plata».

La parlamentaria nacional expresó que «articularán con diputados del radicalismo bonaerense un pedido de informe acerca de este proceso licitatorio y a su vez pedirán que la gobernación se abstenga de comprar nuevos autos para sus funcionarios hasta que la situación mejore».

“Que se predique con el ejemplo”, concluyó la legisladora.