Morón: Denuncian nueva «ola de despidos» y la inusual verborragia en las redes por parte de un concejal peronista

El bloque de Juntos por el Cambio denunció esta mañana una «nueva ola de despidos» en el Municipio, que de acuerdo a estas versiones rondarían los 300 en este corte de enero. A fines del año pasado se había denunciado otros 200.

La información comenzó a circular en las redes a través de la cuenta del concejal Emiliano Catena, uno de los más activos de la oposición en ese ámbito. Sin embargo, el recorte de la planta temporaria (clásico de cada año y de cada cambio de administración) no tiene la presión política y social de 2016, cuando el exintendente Tagliaferro fuera interpelado.

«El sabbatellismo arrasa con las familias de Morón con una nueva ola de 300 despidos», escribió Catena esta mañana en Twitter, con una foto de un telegrama de despido. En su cuenta asegura que fueron «eliminados 600 puestos».

Ya en campaña el intendente, Lucas Ghi, advertía de la superpoblación en el Municipio, que llegó a contar con 5400 empleados el año pasado. En 2015 dejaba una planta de personal con 4700 (otros 150 que habían renunciado en noviembre).

A esta altura de 2016, era el sabbatellismo el que encabezaba denuncias por el recorte de empleados. En la calle se vive muy distinto. Ni siquiera en Moreno, donde hubo una batalla K interna, hace mucho ruido el despido de unos 600.

Por ahora lo cruces se leen en redes sociales. En algún caso con insólitos mensajes de un concejal que se expone sin pudor.

Se trata del peronista (FR) Claudio Rugna (59 años, dirigente del Sindicato del Gas, Secretario adjunto de la CGT Morón y secretario de Actas de las 62 Organizaciones de Morón), quien tuvo algunos posteos poco felices y hasta inolvidables.

Fue el propio Catena el encargado de dejarlo expuesto, primero con una andanada de mensajitos para el INADI y, después, con una publicación del propio concejal Rugna, en el que amenaza a un delegado sindical por el despido de su hijo, quien hasta el mes pasado trabajó en el Estado porteño. Parece ser que hay distinta vara entre los despidos de Capital y Morón.