Ministros recorrieron escuelas de Ituzaingó: Vigilan la inversión y ponen a cooperativas en tareas de reparación

La ministra de Educación bonaerense, Agustina Vila; el Ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo; la secretaria de Inclusión Social de la Nación, Laura Alonso; y la ministra de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia, Fernanda Raverta, visitaron hoy las escuelas primarias Nº 5 y 10 de Ituzaingó.

En ambas escuelas, trabajadores de la economía popular realizan tareas de pintura y mantenimiento edilicio en el marco de uno de los componentes del plan “Escuelas a la Obra”. Los y las cooperativistas que allí desarrollan su labor, forman parte del Programa Nacional Argentina Unida por Educación y Trabajo.

En este sentido, Agustina Vila resaltó: “Tenemos que recuperar la centralidad del proceso de enseñanza y de aprendizaje. La infraestructura adecuada, el equipamiento y el bienestar de quienes habitan diariamente la escuela son condiciones indispensables para alcanzar este objetivo”.

Cabe destacar que “Escuelas a la Obra” es un programa integral, dinámico y progresivo, para revertir el grave deterioro de la infraestructura escolar. Mediante la puesta en marcha de obras en las escuelas que más lo que necesitan, reactivación de obras paralizadas y la construcción de nuevos edificios escolares se buscará avanzar hacia una infraestructura escolar segura, habitable y funcional.

En Ituzaingó se iniciarán obras de reacondicionamiento en más de 15 escuelas a través de un trabajo articulado entre el gobierno nacional y provincial, el municipio y cooperativas vinculadas al Frente de Todos.

La visita tuvo lugar esta semana, cuando empezó a debatirse el dilema salarial en la Provincia en el sector docente. Y luego del anuncio del gobernador Kicillof de iniciar un plan de infraestructura con recursos del Fondo Educativo, que los intendentes peronistas se negaron a invertir en reparación de escuelas.

De hecho, en el último año electoral, por el Fondo bajaron a los municipios 8.800 millones de pesos, es decir diez veces más que el mencionado programa para todo el Conurbano este año. La ley de Presupuesto de 2019 (prorrogado para el 2020) obligaba a los intendentes a invertir el Fondo Educativo en infraestructura al menos en un 50%. Pero nadie exigió, ni controló. El año pasado, en ese concepto, bajaron al Municipio de Ituzaingó (sin contar el Consejo Escolar) más de 83 millones de pesos. Pero en campaña la estrategia de los intendentes era vincular a la gestión Vidal al mal estado de las escuelas, en vez de arreglarlas. Que este año, aún con las miserias políticas del caso, esto se revierte. Y no sea apenas humo.