Operativo de intendentes para controlar Precios Cuidados y la tarjeta Alimentar en súpers: Hubo clausuras en Ituzaingó

Los intendentes del Conurbano salieron a realizar operativos en simultáneo para fiscalizar el cumplimiento del programa nacional Precios Cuidados en las góndolas de sus distritos. Esto generó, incluso, la clausura de dos comercios en Ituzaingó. Asimismo, verificaron que no haya abusos en los cobros de las compras con la Tarjeta AlimentAR.

La acción coordinada abarcó diversos operativos en los distritos de Hurlingham, San Martín, Almirante Brown, La Matanza, Florencio Varela, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Malvinas Argentinas, Merlo, Ituzaingó, Ezeiza y Cañuelas.

“En esta Argentina donde la prioridad son los que menos tienen, los intendentes hemos salido a verificar que los productos estén en las góndolas con los precios acordados, para garantizar el plato de comida en la mesa de nuestras familias, que es el compromiso del presidente Alberto Fernández y el nuestro”, sostuvo Zabaleta.

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, tras supervisar los precios en el hipermercado Walmart de La Tablada, remarcó: “Si logramos concientizar a todos, desde un hipermercado hasta los almacenes de barrio para que entiendan la importancia de cumplir con estos programas, y también a los propios vecinos para que denuncien las irregularidades, vamos a poder cuidarnos entre todos para que volvamos a tener crecimiento y futuro”.

Asimismo, Alberto Descalzo aseguró que «la implementación de este tipo de medidas generará un ingreso que impactará directamente en los comercios locales y fomentará el consumo interno y futuras fuentes de trabajo”. El operativo no fue gratuito. Derivó en las clausuras del supermercado Día de la calle Brandsen y de un supermercado «Argenchino».

Gustavo Menéndez, intendente de Merlo, insistió en que “los municipios tenemos el deber de trabajar para que las políticas de Precios Cuidados y de la Tarjeta AlimentAR se garanticen en toda la provincia y lleguen a las familias, lograr que se respeten los precios y no exista abuso con la tarjeta, es cuidar la economía de todos».