Denuncian casos de mala praxis: Familiares de expacientes vuelven a marchar frente a la clínica Los Cedros de San Justo

Este sábado 15, a las 17, víctimas de la Clínica Los Cedros de San Justo marcharán para reclamar que al menos sea intervenida. Se habla de 900 casos de mala praxis. El establecimiento tiene un largo archivo, con una suspensión como prestadora del PAMI en 1992, que terminó con una insólita marcha a favor del centro.

Hoy la movida pasa por las redes. En una cuenta de Facebook que sigue una campaña contra la empresa asistencial, la hija de Hugo Pajón escribió días atrás: «Murió supuestamente por un parocardiaco; llebaba internado casi 2 meses y calculabamos que ya le daban el alta por que ellos decían que estaban esperando el laboratorio (…). Él llegó por una fractura de cadera. Le ponían sueros de dextrosa y eso le subía la glucemia pero ellos sabían que tenía diabetes (…) Por eso pedí la derivación y la directora muy prepotente no quería. Más ágil fui a Pami de San Justo y los médicos se pusieron las pilas… pero enfermería de la parte de sala de uco deja mucho que desear. El sábado 01/02/2020 me llaman para informar que mi papa tuvo un paro en la madrugada y que hicieron todo lo posible para reanimarlo… Días después preguntamos al señor que se encontraba al lado de el internado dijo que no hicieron nada para reanimarlo que la enfermera fue a buscar al medico, quien hizo seña como diciendo ya estaba muerto».

El es mi papa hugo pajon lo enterre el 02/02/2020 murio supuestamente por un parocardiaco el llebaba internado casi 2…

Posted by Melisa Alejandra on Friday, February 7, 2020

 

Éste es apenas el caso más reciente. Familiares de Carmen Latorre aseguraban hace un año que había muerto «de forma extraña» tras ingresar por una neumonía. Noelia Fernández afirma que su papá, Luis, también fue víctima de mala praxis. Eran todos pacientes del PAMI, que sigue apostando a tener malos prestadores privados, a dejar todo librado al Hospital Público. Pasan los gobiernos, pero el negocio sigue de pie.

«Mi papá murió hace cinco años. Entró con tos, lo tienen dos semanas sin nada, y supuestamente era neumonía. Le hicieron una punción y dejaron entrar aire. Se comprime el pulmón y no puede respirar más. Nos enteramos después. Estuvo dos semanas genial. Después se empezó a inflar. Después ya era tarde. Vivió cinco días después de la punción y falleció. Recurrimos a la Justicia. Con la historia clìnica y el video se dieron cuenta de que era mala praxis. Después está el maltrato: La directora se buró», contó Noelia.

La joven había abandonado la causa, hasta que apareció la muerte de Sergio Bravo, quien falleció cuando lo ingresaron para hacer estudios. Entonces volvieron las marchas. El caso está en la Fiscalìa 5 de La Matanza. «Hay mucho encubrimiento judicial, ese es el problema. El último tema es el de la gemelas, que una nació muerta y la otra murió. La chica parió sola prácticamente», resume Fernández. La directora de la clìnica, Lucía Bianculli, es apuntada como la responsable del servicio, pero creen se esconden otros intereses.

Cada tanto aparece una nota en grandes medios, como cuando perdieron un cuerpo y querìan cremar a otro. «Después desaparecen, como pasò con Crónica en la última marcha», relata Noeli. «No queremos cerrar el centro, pero que hagan algo. Me habìan dicho que querìan habilitar el Hospital Balestrini para pacientes del PAMI, pero nunca pasò. No nos queda otra que seguir movilizando para molestar», cerró Fernández.