Los ministros de Seguridad de Nación y Provincia buscaron superar la disputa por la conducción en territorio bonaerense

El gobernador, Axel Kicillof, encabezó hoy un encuentro con la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, y su par bonaerense, Sergio Berni para dejar atrás las diferencias y poder avanzar en la coordinación de políticas en común.

“Nuestro objetivo es llevar tranquilidad a los y las bonaerenses y para eso estamos trabajando junto a la Nación en materia de seguridad, como en cada una de las áreas de gobierno”, dijo el gobernador que por la mañana se reunió con Alberto Fernández para avanzar en varios temas.

Durante la reunión en La Plata se avanzó en la implementación de una mesa operativa conjunta de coordinación que permitirá conocer la magnitud del despliegue de las fuerzas federales en la Provincia.

Así, el gobierno bonaerense podrá contar con información sobre los efectivos que se desempeñan en su territorio para facilitar la articulación con las fuerzas provinciales.

“Fue una reunión exitosa, lo que veníamos solicitando al Ministerio de Seguridad de la Nación era coordinar la actividad de prevención y seguridad ciudadana con las fuerzas de seguridad federales”, evaluó Berni.

Y agregó: “Estamos avanzando en generar las condiciones para que los 6.500 efectivos federales puedan trabajar de manera articulada con los efectivos de la provincia”.

En Casa Rosada, Kicillof había adelanto que la y cumbre era «para seguir trabajando en la coordinación de las fuerzas» federales y provinciales.

«Obviamente, necesitamos de las fuerzas federales, pero tenemos que hacerlo de la forma más coordinada posible», afirmó el titular del Ejecutivo bonaerense en declaraciones a la prensa.

Ayer, se hizo pública una carta que Berni le envió a Frederic en la cual le pedía el retiro de los efectivos de las fuerzas federales de la provincia de Buenos Aires con el argumento de que su presencia “sin una conducción clara no solo resulta estéril, sino que agrava y complejiza la operatividad diaria de los elementos policiales provinciales”. Se trata de 1.000 efectivos de Prefectura, unos 1.900 de la Policía Federal, 2.900 de la Gendarmería y 900 de Prefectura.

“Ante la escalada delictiva que sufre esta provincia en los últimos meses, la única respuesta recibida hasta ahora es más burocracia”, lamentó Berni.

Hoy, en una entrevista con Radio La Red, el ministro aseguró que no se trata de una disputa de carácter personal y dijo que se trata de una situación “que ya ha sido superada”.