A 8 años de la Tragedia de Once: Familiares pidieron que la Corte confirme las condenas «para dar vuelta la página»

A ocho años de la Tragedia de Once, familiares de víctimas volvieron a pedirle a la Justicia celeridad para confirmar las condenas a los responsables del estrago, que dejó 51 pasajeros fallecidos y 789 heridos, en un acto realizado en el andén 1.

El homenaje comenzó, como siempre, a las 8.32, en estación del tren Sarmiento, uno de los ramales que más sufriera la desinversión durante la era kirchnerista. Los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi fueron encontrados culpables de «estrago doloso» y «defraudación al Estado», lo mismo que el gerente de TBA, Roque Cirigliano. En un segundo juicio el exministro Julio De Vido fue condenado por el segundo delito, aunque tanto la defensa como la querella apelaron por razones opuestas. «Que la Corte emita un fallo que permita dar vuelta la página», pidió hoy Paolo Rey, padre de Lucas Menghini Rey, última víctima encontrada sin vida dentro del Chapa 16.

Las condenas del primer juicio (2015) están firmes, aunque Casación agravó y redujo condenas según el caso, hay algunos de los reponsables que están en libertad o con domiciliaria. De Vido está a la espera de un fallo de segunda instancia.

«Casación readecuó plazos y condenas, pero básicamente confirmó el núcleo de nuestra acusación, responsabilizar a todos de dos delitos: administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y estrago doloso seguido de muerte. Determinó además que todas las penas tengan cumplimiento efectivo», explicó Leonardo Menghini, abogado y tío de Lucas. La madre de ese joven merlense es la actual diputada de Juntos por el Cambio María Luján Rey,

Las defensas de los acusados impusieron recursos extraordinarios en la Justicia: Casación los rechazó y ahora el recurso de queja es ante la Corte Suprema. Que por el momento, no se expidió. Es un tema que preocupa a las familias.

«No tenemos expectativas inmediatas, pero no vamos a dejar de sostener el reclamo. Siempre decimos que la justicia lenta deja de ser justicia. Y este juicio se llevó a cabo en unos tiempos ejemplares para la Justicia argentina. Esta laxitud de plazos que se toma la Corte viene a desvirtuar la importancia que tuvo sentencia», lamentó Menghini.

Luego se llevó a cabo lo que se conoció como «Once II», el juicio en el que se condenó al ex ministro de Planificación, Julio De Vido, a 5 años y 8 meses de prisión por administración fraudulenta. De Vido fue declarado inocente por el delito de estrado doloso seguido de muerte. Y la querella apeló. El ex funcionario hizo lo mismo con su condena.

«En estos juicios no hubo prisiones preventivas, que son las medidas que se están cuestionando en estos momentos en el sistema judicial argentino. Se pudo llegar a una instancia de condena rápida, fundada en derecho, respetando derechos y garantías de todos los acusados. Fuimos los principales interesados en que así sea, que nada fuera cuestionado. Necesitamos el fallo de la Corte para poder dar vuelta una página», cerró Menghini.

A ocho años de la tragedia, Schiavi, Jaime, Cirigliano y el maquinista Marcos Córdoba siguen presos. 7 están en sus domicilios y 5 en libertad. Los funcionarios que acompañaron aquél proceso guardan un silencio cómplice. De Vido grita por su libertad (tiene preventiva por otra causa). Los nuevos responsables a cargo de los trenes se cuidan de no hablar.