Es oficial: El interventor firmó el acta de acuerdo para la reincorporación de 200 trabajadores en el Hospital Posadas

El interventor del Hospital Posadas, Dr. Alberto Maceira, firmó el acta acuerdo para la reincorporación de 200 trabajadores que habían sido cesanteados durante la anterior gestión. La medida conformó a las agrupaciones de izquierda, que verán volver al nosocomio a varios de sus cuadros, entre ellos la dirigente del PO Jimena Lettieri.

La noticia era esperada por aquellos que habían quedado desplazados de la mesa sindical del Hospital, concentrada en ATE y UPCN, que quedaron casi al margen de esta negociación. «Son los troskos los que vuelven, nosotros no tenemos nada que ver con ellos», tiró ayer una fuente sindical. Todos los sectores participaron, es cierto, de la asunción de Maceira. Finalmente fue el secretario nacional de ATE, Hugo Godoy, confirmaba este miércoles el nueva acta acuerdo con el Ministerio de Salud.

«Luego de varios años de lucha y de numerosas marchas y asambleas, las nuevas autoridades del Ministerio de Salud de la Nación confirmaron a los gremios que reincorporarán a más de 200 trabajadores del Posadas», aseguró Godoy en un comunicado.

Según expresó, las reincorporaciones serán en tandas: los primeros 60 lo harían en marzo y, luego, sería de 30 en 30 hasta completar 200 y, con «la expectativa de que ese cupo se amplíe, la asamblea general del Posadas aprobó la resolución oficial», puntualizó.

Godoy, también secretario adjunto de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), aseveró que las partes ya convinieron que a los reincorporados se les reconozcan las mismas condiciones laborales que tenían al momento de ser cesanteados.

No todos los despedidos serán reincorporados. Fueron muchos más que 200, en algunos casos eran de la planta política (eran K o de izquierda), de enfermería (por un enfrenamiento con el cambio horario hubo un turno completo que se fue del nosocomio reemplazado por monotributistas) y en el menor de los casos médicos y jerárquicos que se resistían a los cambios (por ejemplo los datos biométricos para asistencia).