#Cuarentena: El Presidente decretó un «aislamiento preventivo y obligatorio» desde el viernes hasta el 31 de marzo

El presidente, Alberto Fernández, decretará una cuarentena general a partir de la 0 horas de este viernes y hasta el 31 de marzo por el avance del coronavirus, que tiene ya 138 casos en el país. Lo denominó como un «aislamiento social preventivo y obligatorio», el cual será «absolutamente inflexible» con los que no lo cumplen, aunque se permite tareas esenciales.

“Después de tener una larga reunión con los gobernadores, hemos tomado la decisión de dictar un DNU por el cual a todas las argentinas y argentinos partir de las 0hs de mañana deberán someterse al aislamiento social preventivo y obligatorio. Quiere decir que desde ese momento todos tiene quedarse en sus casas”, sostuvo el mandatario pasadas la 21 horas.

En el país ya hay 97 infectados por la enfermedad y tres muertos. El transporte público funcionará a partir de mañana sólo para aquellos que realizan tareas exceptuadas por el aislamiento, como por ejemplo personal médico y de seguridad.

La decisión se amparó también en el éxodo turístico que parecía imparable. Pero considerará trabajos como los delivery. Habrá control en las rutas. Camiones con alimentos podrán circular libremente. Las medidas se conocerán cuando esté publicado el DNU de Fernández.

El anuncio se hizo luego de una reunión del Gabinete con los gobernadores, que respaldaron al Presidente e incluso, lo apuraron para tomar esta medida. Hay provincias que habían restringido la circulación (al borde de lo inconstitucional) e intendente como el de Pinamar que pedía que no vaya la gente a la Costa.

Fernández volvió a apelar hoy a la «responsabilidad» de los argentinos para cumplir con las recomendaciones ante la pandemia.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, había confirmado más temprano la posibilidad de dictar una cuarentena general, ya que advirtió que «en los próximos días, semanas a más tardar» podría comenzar la «circulación social del virus».

En el mismo sentido, el santafesino, Omar Perotti, adelantó su parecer: «Soy partidario de una cuarentena general blindada. Tenemos que ir a acciones más restrictivas. Hay que hacer todos los esfuerzos y tratar de resguardar que el crecimiento del contagio no tenga un pico sino que sea aplanado».

Otro de los temas que se trataron fue el impacto económico que traerá al país y a las provincias una cuarentena generalizada.

Así el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, quien participó por telecoferencia, adelantó que -frente a la posibilidad de una cuarantena total- le pedirá al Presidente que permita la circulación para levantar la cosecha de vid.

En tanto, Axel Kicillof, quien hoy se reunió con intendentes, y su par de Catamarca, Raúl Jalil, quien tampoco estuvo presente ya que cumple con un aislamiento preventivo debido a que días atrás viajó a Toronto, Canadá, también siguieron el encuentro a distancia.