Por el coronavirus, Nación financiará la construcción de dos «hospitales de emergencia» en Hurlingham y Moreno

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, anunció en conferencia de prensa como serán distribuidos los 8 Hospitales Modulares de Emergencia que había adelantado junto al Presidente Alberto Fernández, al sobrevolar dos hospitales inconclusos en La Matanza. Dos de esas Unidades de Pronta Atención se construirán en Hurlingham y en Moreno.

«El Presidente Alberto Fernández nos encomendó hacer todos los esfuerzos para proteger a los argentinos y argentinas frente al coronavirus. Por eso vamos a construir 8 Hospitales Modulares de Emergencia, que ampliarán a 560 las camas de internación», manifestó el exintendente de San Martín.

A través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), el Ministerio de Obras Públicas destinará una inversión de $1.040 millones de pesos, de los cuales se dividirán $130 millones por cada una de las unidades sanitarias de emergencia.

En principio, se prometió terminar los hospitales “Néstor Carlos Kirchner”, de Laferrere, y el materno infantil de Rafael Castillo.

En el primer caso el edificio se encuentra muy deteriorado por la falta de actividad en la obra, que fue paralizada en febrero de 2016, mientras que en el otro los trabajos se detuvieron en la misma fecha.

Los módulos hospitalarios de emergencia, en tanto, requerirán una inversión de 1.040 millones de pesos y serán construidos en terrenos de los UPA de la era Scioli ubicados en los partidos de Florencio Varela, Quilmes, Tres de Febrero, Hurlingham (fue municipalizado bajo la gestión de Vidal por un convenio con el intendente Zabaleta) y Moreno; y en las provincias de Chaco, Córdoba y Santa Fe en espacios municipales que cumplan con los requisitos necesarios.

En cada unidad brindarán atención sanitaria dotaciones de 100 médicos, especialistas y trabajadores de la salud.

Cada uno de los hospitales estará equipado con 24 camas de terapia intensiva, 46 de internación, boxes de aislamiento, poliductos de cabecera de alta complejidad, además de centrales de oxígeno y humidificación y de aire comprimido.

También contarán con monitores con módulos para oximetría, monitoreo cardiológico, medición de PVC y presión invasiva, capnografía y registro electrocardiográfico.