Utilizarán tres albergues transitorios de Hurlingham para que agentes de Salud, seguridad y obreros puedan descansar

En el marco de la pandemia de coronavirus, tres albergues transitorios de Hurlingham, que estaban excluidos de la actividad comercial, ofrecieron abrir sus puertas para que médicos, policías y obreros puedan descansar y cumplir el aislamiento.

Las autoridades municipales le propusieron a los dueños de estos lugares usar las casi 80 plazas -que da la suma de estos tres establecimientos- para que los eventuales pacientes leves con coronavirus pudieran hacer la cuarentena allí.

Sin embargo, tras una inspección del Ministerio de Salud bonaerense, se decidió que por cuestiones de seguridad, sólo se alojen trabajadores de la salud que vayan a desempeñarse en el hospital que el Gobierno nacional levanta en Tesei.

Además, podrán ir los obreros de la mencionada construcción y unos 30 policías enviados como refuerzo a la zona para controlar el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Se trata de los hoteles «Extreme», que cuenta con 20 habitaciones y va a hospedar a 30 obreros del hospital modular de Hurlingham; y el «Summum», que tiene 22 camas, por ahora vacío pero a donde llegarán en los próximos días médicos que trabajarán en los lugares de aislamiento masivo para pacientes con Coronavirus leves. En tanto que el «Full Time», que tiene un alojamiento con 22 habitaciones por ahora quedará en modo «reserva», dejó trascender la Comuna.