Exposición polémica de la ministra de Seguridad: De atajar todos los días los «penales» de la crisis al «ciberpatrullaje»

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, participó hoy de una videoconferencia con los diputados integrantes de la Comisión de Seguridad Interior.  Durante la conversación virtual que se extendió durante casi dos horas, la funcionaria admitió que la crisis obliga al Gobierno a estar «todo el tiempo atajando penales». Y dejó una frase para que la oposición se haga una panzada, al hablar del de «ciberpatrullaje». Fue criticada tanto por derecha como por izquierda.

«Estamos todo el tiempo atajando penales, articulamos muy bien en estas semanas con la Ciudad de Buenos Aires, hablamos casi todos los días con Marcelo D’Alessandro y Diego Santilli», responsables de la seguridad porteña, declaro.

La funcionaria destacó el trabajo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en el control de Ezeiza y en los operativos para la entrada y salida de viajeros a sus lugares de origen, la labor de la Policía Federal en el traslado de respiradores e insumos, además de la custodia de los hoteles en los que viajeros están realizando la cuarentena y el trabajo de la Gendarmería en las fronteras, que se reforzó en un «30 por ciento».

Frederic admitió, por ejemplo, que «cerrar los pasos fronterizos no es tan fácil» y marcó que «Iguazú fue el más problemático porque el aeropuerto de Foz estaba muy cerca» y debieron encarar un operativo conjunto con el Ministerio del Interior para llevar a cabo la tarea, ya que «hubo gente que se quedó en una zona gris» y hubo que asistir para que pudieran entrar a la Argentina.

Otro de los problemas que señaló de las últimas semanas es que en el diálogo con los gobiernos provinciales debió insistir en que los distritos «tienen límites pero nos fronteras».

Según comentó, se entiende «la buena voluntad de ministros y gobernadores que quieren protegerse y es por eso que trabajamos mucho para equilibrar estos impulsos y garantizar la circulación del transporte de cargas y de las personas que tienen que circular».

La ministra comentó también que desde el inicio de la cuarentena hubo denuncias por «10 hechos de violencia institucional», concentrados sobre todo entre el 25 y 26 de marzo que involucran a personal de las fuerzas de seguridad en barrios como el 1 11 14 y el 21 24 de la Ciudad de Buenos Aires o La Cava en San Isidro.

Sobre este punto, Frederic advirtió que en las distintas reuniones que se realizaron del Consejo de Seguridad Interior se indicó que es «muy importante que la conducción política fuera clara a la hora de dar las órdenes a las fuerzas policiales. Muchas veces la discrecionalidad sucede porque las órdenes no son lo suficientemente claras y precisas».

En varios tramos de la charla Frederic puso la mira en el vínculo con los gobernadores, que en algunos casos tomaron decisiones que no estaban en total sintonía con las políticas emanadas desde el Gobierno nacional, como Mendoza y Chaco que cerraron las fronteras, entre otras.

Ante cuestionamientos que surgieron de parte de los diputados de izquierda Romina Del Pla y Nicolás Del Caño acerca del «ciberpatrullaje», Frederic aclaró que no se trata de «ciberespionaje» sino de una herramienta de «rastreo por lo que es público y permiten anticipar una dimensión» de un eventual conflicto.

Igualmente admitió que «con el ciberpatrullaje hacemos poco». También aclaró ante una pregunta de Mónica del Frade de la Coalición Cívica sobre cómo se protege a los efectivos de las distintas fuerzas y resaltó que «por ahora lo que tenemos son ínfimos infectados, solo 4 o 5 casos».