Disponen un servicio de micros ante las demoras en el Ramal Sarmiento, debido a un conflicto con el sector de guardas

El servicio del Ferrocarril Sarmiento se vio afectado hoy por un conflicto gremial con el sector de los 45 guardas, que responden al delegado del ramal Rubén «Pollo» Sobrero. La empresa dispuso micros especiales para el regreso a casa.

Luego de los cruces de ayer por el volumen de pasajeros y el cuidado del personal, un grupo de 45 guardas decidieron hoy no acatar acuerdo para trabajar como servicio esencial en el contexto de crisis por la pandemia de coronavirus.

Ante esta situación, desde mediados de marzo el servicio opera con demoras. En horario pico, los trenes circulan cada diez minutos; mientras que en horario no pico, la frecuencia es cada 20 minutos.

Con este diagrama de emergencia por falta de guardas, están operado sólo 10 de las 17 formaciones disponibles del Tren Sarmiento.

Ante esta situación, dispusieron un refuerzo de micros que parten desde distintas formaciones. El objetivo es evitar las aglomeraciones de personas para evitar contagios de coronavirus.

Se trata de un refuerzo de 40 micros que a la mañana unen las estaciones de Moreno, Merlo y Morón con la de Once; y a la noche, van desde Once hasta Liniers.

La línea Sarmiento no es la única. El Roca también tiene un apoyo de colectivos que unen las estaciones Quilmes y Bernal con Plaza Constitución.