La Provincia instrumenta las «excepciones» a la cuarentena, con rigidez y la mirada puesta en el Conurbano

Axel Kicillof firmó esta tarde el decreto para la instrumentación de las nuevas actividades exceptuadas en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio. El gobernador había anticipado el «endurecimiento» de la cuarentena en el Conurbano y «excepciones» en algunos de los 58 municipios del interior que no registran casos de coronavirus.

“La Provincia va a anunciar un endurecimiento de algunas reglas para poder ejercer excepciones en otros lugares”, dijo el mandatario bonaerense, al tiempo que definió como «exitoso» el período de cuarentena, del que se cumple un mes.

Kicillof precisó que “esta etapa no será más flexible” sino «más rígida”, aunque “habrá excepciones, pero con protocolo de cómo se hacen las cosas”, ya que “si se permite una actividad, vendrá con protocolo”.

En ese sentido, detalló que hay realidades distintas en la provincia de Buenos Aires entre los municipios del conurbano y el resto de los distritos del interior donde hay “58 sin contagios” de coronavirus y “otros con pocos contagios que hace semanas están controlados”.

Según establece el artículo 3 de la Decisión Administrativa 524 de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, la Provincia tiene a su cargo la implementación y el cumplimiento de los protocolos sanitarios que cada jurisdicción.

El decreto establece que la Provincia debe determinar cómo se implementan las excepciones autorizadas a partir de estrictos protocolos sanitarios.

Para ello, «los municipios deberán presentar su petición ante el Ministerio de Jefatura de Gabinete de Ministros de la provincia de Buenos Aires y solicitar la tramitación establecida», comunicó hoy la Gobernación.

Y aclara que «cada municipio comunicará los protocolos a seguir para poner en marcha la actividad exceptuada y la Provincia evaluará la razonabilidad dentro de lo establecido por el Gobierno Nacional».