Protocolo coronavirus y viaje apretado en el tren San Martín: 31 empleados aislados por temor a que se hayan contagiado

Este jueves la línea San Martín presentó demoras en el servicio de trenes. Eso hizo que la gente viajara como un día corriente: apretada. Pero la razón de eso fue que se activó el protocolo de coronavirus en el ramal y se aislaron a 131 empleados.

Se trata de ​64 maquinistas y 67 ayudantes de conducción que habían tenido contacto estrecho con el infectado y, ahora, esperan a que se les realicen los hisopados y sus resultados.

Al tener que separar del plantel a gran cantidad de empleados, el servicio de ferrocarril que une las terminales de Cabred (en Luján) con Retiro (en la Ciudad de Buenos Aires) estuvo funcionando con demoras y cancelaciones durante la jornada de ayer.

Desde Trenes Argentinos explicaron: «Hoy el servicio está garantizado con regularidad​ hasta las 20. Se apeló a la colaboración del personal jerárquico, supervisores, conductores y acompañantes que no estaban alcanzados por la aplicación del protocolo».

Sin embargo, luego de las 20, las formaciones van a circular de forma condicional: el cronograma puede sufrir nuevas demoras o cancelaciones.

«El personal aislado es especializado y esencial, por lo que es difícil reemplazarlo», agregaron desde la empresa estatal que tiene la concesión de la línea ferroviaria.

Para reforzar el servicio del horario pico, de 17 a 20 los pasajeros tendrán a disposición 60 lugares en colectivos de larga a distancia, dispuestos por el Ministerio de Transporte de la Nación. El recorrido será entre las estaciones de Palermo (entre las avenidas Santa Fe y Juan B. Justo) y la localidad Pilar (ubicada en Nazarre y Fortez).

Así funcionará hasta que se reestablezca el servicio. Es que la activación del protocolo del día de ayer provocó el aislamiento de 131 empleados, entre conductores y ayudantes, a partir del caso positivo del auxiliar de operaciones.

«Ellos están en contacto con cada uno de los trabajadores porque son los encargados de tomar el presentismo. Por eso nos alertó la noticia», dijo un empleado de la línea.

Para cortar la cadena de contagios, se decidió confinar en sus residencias a todos los que habían estado en contacto con él. Esperan que el personal médico realice el hisopado correspondiente en sus domicilios. A medida que vayan llegando los resultados, aquellos que den negativo podrían reincorporarse, si el protocolo sanitario lo permite para cada caso.

Esta semana se conocieron las muertes por coronavirus de dos vigiladores que trabajaban en las inmediaciones de la estación Retiro.

De hecho, los conductores y ayudantes aislados se suman a 42 guardas de seguridad, quienes habían tenido contacto con las víctimas. Ellos fueron sometidos a nuevos testeos y, según se confirmó, uno es portador de Covid-19. Los que dieron negativo ya volvieron a sus actividades.

En total, de 23.500 empleados escenciales de las cinco líneas ferroviarias que recorren el Área Metropolitana de Buenos Aires, ya son 37 los infectados que se encuentran bajo control médico.

El Tren San Martín comunica la ciudad de Buenos Aires con los municipios del conurbano bonaerense de Tres de Febrero, Morón, Hurlingham, San Miguel, José C. Paz, Pilar y Luján.