Efecto cuarentena: Latam se retira del mercado de cabotaje en Argentina y encendió las alarmas entre los aeronáuticos

La aerolínea Latam anunció que dejará de volar en el país (cabotaje y regionales) se abrirá un proceso preventivo de crisis (PPC) ante el ministerio de Trabajo para discutir cómo desvincula a sus 1.700 empleados. Con la cuarentena como contexto, sin facturación local desde marzo, la empresa chilena arroja el lastre luego de repartirse millones en utilidades.

El anuncio generó el alarma sindical, aunque fue hasta aquí inflexible a la hora de reducir salarios al 50%, como pedía la empresa. Se trata de la segunda compañía del mercado de cabotaje local, después de Aerolíneas, y venía en baja.

La decisión involucra a los 12 destinos domésticos que la empresa hacía en el país, 3 regionales y uno internacional. Con todo, las rutas a Santiago de Chile, Brasil y Perú se mantendrán y serán operadas por las empresas de esos países.

A nivel local la empresa volaba a Buenos Aires, Iguazú, Bariloche, Salta, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos, El Calafate y Ushuaia. La aerolínea hizo su anuncio y redes sociales y ofrecerá soluciones de viajes para todos los pasajeros.

Fuentes del sector indicaron que Latam tuvo varias reuniones con el Gobierno en medio de esta crisis y que presentaron un escrito oficial para hacer suspensiones y reducir salarios. En el medio, incluso hizo vuelos de repatriación para 16.000 argentinos. ”Hubo seis reuniones y no pudieron resolver el tema. Los obligaron a pagar el 100%, pero no lo hicieron porque presentaron un recurso administrativo”, detallan desde la industria. “Igual, la mitad de los empleados aceptó la reducción por medio de acuerdos individuales, tanto en mayo como en junio”, aseguran.

En Chile, en tanto, consideran que la transformación de la industria a nivel global será enorme luego de la pandemia y que no habrá recuperación en, al menos, tres años. Así, era más que complicado pensar en esa renovación.

“Se trata de una decisión muy difícil pero lamentablemente inevitable, contra la cual la compañía ha realizado todos los esfuerzos posibles. Tras 15 años de presencia ininterrumpida y después de haber atravesado numerosos obstáculos, en el complejo contexto de la pandemia y sus consecuencias a largo plazo no resulta posible visualizar alternativas de continuidad para las operaciones. Latam Argentina agradece profunda y sinceramente a todos los pasajeros, clientes, proveedores, organismos e instituciones que la han acompañado desde 2005, así como a su equipo de colaboradores, por estos años de trabajo conjunto en pos del desarrollo de la industria aérea local”, dijo en un comunicado.

Desde Santiago de Chile, el CEO del holding, Roberto Alvo, destacó: “Es una noticia lamentable pero inevitable. Latam hoy debe enfocarse en la transformación del grupo para adaptarse a la aviación post pandemia”. “Las otras filiales del grupo Latam continuarán conectando a pasajeros de Argentina con América Latina y el mundo”, prometió.

En medio de esta situación, Pablo Biró​, secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, adelantó que «en base a lo que haga el Gobierno nos vamos a posicionar. Necesitamos que se defienda el trabajo argentino y contener a estos trabajadores».

«Está claro que hay un escenario de pandemia, no somos necios, pero vamos a pedir reuniones con los funcionarios para buscar una alternativa para proteger a los trabajadores de esta y otras compañías», explicó Biró.

Además, denunció en el programa Pasaron Cosas (Radio Con Vos) que Latam ganó 430 millones de dólares en los últimos dos años.

«Lo dice su balance. Ahora se va a ver qué tan fuerte es el Gobierno, porque ellos dejan tirados a 1.700 trabajadores pero quieren seguir sacando pasajeros al exterior», remarcó.

«Estamos muy preocupados porque no sabemos el alcance. La nota del CEO del holding de Latam da una información errática. Dice que cesa las operaciones por tiempo indeterminado, no que se va de la Argentina y es una situación incierta», comentó.

Sin embargo, la situación -dijo- no los sorprendió: «Lo primero que hicieron fue amenazar. Después, pasaron a una situación conflictiva: liquidaron el 50% de los salarios, lo que denunciamos en el Ministerio. Es natural que lo quieran hacer, no es natural que violen la ley».