El HCD de Morón modificó su reglamento interno para poder sesionar y reunir comisiones de manera presencial y virtual

El Concejo Deliberante de Morón aprobó en la mañana modificaciones en el Reglamento Interno que permitirán sesionar tanto de modo presencial como virtual. El proyecto, tratado en el teatro municipal, salió por unanimidad aunque no se agotaron las polémicas por la ausencia del bloque de Juntos por el Cambio en la Rendición de Cuentas de mayo.

La iniciativa presentada por el presidente del cuerpo, Jorge Laviuzza (FR), y redactada por la concejal Sandra Yametti (GEN) viene darle continuidad a la labor deliberativa mientras dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Por ello se combinará de manera presencial y virtual tanto las sesiones como las reuniones de comisión.

Los únicos autorizados a participar de forma presencial serán los presidentes de bloque junto a las autoridades del HCD. Una plataforma virtual registrará a cada concejal con el fin de poder computar el quórum (que tendrá plena validez).

“Fue a través de valiosos aportes y trabajo conjunto que se logra elaborar el proyecto que hoy se pone a consideración. Las medidas que se adoptaron fueron las oportunas y consensuadas con las fuerzas políticas representadas en el HCD”, expresó la jefa de la bancada oficialista Paula Majdansky. Y aclaró que el decreto del Concejo «no sólo modifica la modalidad de sesiones, sino también pone el foco y los cuidados en todas las áreas de trabajo».

«Es uno de los días que marca un antes y un después en nuestro Concejo», apuntó Vanesa Sosa, que con su unibloque Grande Morón se alió al oficialismo. Lo mismo que su par Canario Soto, también electo por Cambiemos en 2017, que reavivó la polémica por las denuncias de Natalin Faravelli por no poder participar en forma remota de la primera sesión de mayo. «Fue una excusa porque no querían dar la cara», indicó. Nadie de la oposición le quiso contestar.

Las relaciones quedaron tirantes desde entonces. La jefa de bloque de JxC, embarazada, denunció ser discriminada y que se le negaba el derecho a participar. Su bloque la respaldó y pegó el faltazo en el Teatro de Morón. Ese mismo viernes 29 de mayo, el camporista Damián Celsi, firmaba el decreto que convocaba a sesiones mixtas en el HCD de Hurlingham.

Aunque cada HCD puede tener su reglamento, todos se valen de la misma Ley Orgánica de Municipalidades. En el caso de Selci, se limitó a consensuar un protocolo, basado en la teoría de que si las legislaturas podían por qué no su Concejo.

En Morón fueron más allá y por lo menos buscaron reformar el Reglamento Interno. No todos participaron de ese proyecto.