9 de Julio: Fernández destacó acuerdo con los gobernadores por la cuarentena y se quejó de los «odiadores seriales»

El presidente Alberto Fernández encabezó desde la residencia de Olivos y en teleconferencia con Tucumán el acto central que conmemora el 204° aniversario de la Declaración de Independencia. Marcado por la pandemia, destacó que junto a los gobernadores estuvieron de acuerdo en que “había que preservar la salud y la vida de la gente antes que nada”.

«A siete meses de haber llegado al Gobierno, rescato lo que fuimos capaces de hacer como país: estuvimos asediados por un virus que puso en jaque a nuestros pueblos y todos estuvimos de acuerdo en que había que preservar la salud y la vida de la gente antes que nada», sostuvo el mandatario, acompañado por representantes empresariales y sindicales.

En ese marco, Fernández dijo que vivimos un «tiempo difícil porque le tuvimos que pedir a la gente que se resguarde para, mientras, poner de pie un sistema de salud que estaba muy golpeado y que hoy puede resistir la pandemia».

«Estamos tranquilos porque hicimos lo necesario en cada rincón de la patria, trabajando junto a gobernadores, ministros e intendentes, para que ningún argentino se quede sin la atención sanitaria que merece», afirmó.

Con una pantalla detrás que mostraba imágenes de todos los mandatarios desde sus provincias, Fernández añadió: «Prometí que el Gobierno iba a ser de un Presidente y de 24 gobernadores, que están hoy junto a mí unidos y trabajando para enfrentar lo que nos toca vivir». Luego, nombró y agradeció a cada gobernador.

En otro tramo de su discurso, el Presidente dijo hoy que, «ante estos tiempos difíciles, debemos ser como aquellos hombres que tuvieron coraje y no angustia», en referencia a la gesta patriótica que hoy se conmemora.

«La Argentina del mañana se construye con todos: los hombres y mujeres de la industria, del campo, del comercio, y las finanzas», agregó el mandatario, y también agradeció al sindicalismo argentino por «haber entendido la fragilidad» en tiempos de pandemia.

Asimismo, sostuvo que el «odio y la división nos posterga y paraliza», y afirmó que «ninguna sociedad concreta su destino en medio de insultos, divisiones y teniendo al odio como común denominador».

«Vine acá para terminar con los odiadores seriales y abrir los brazos para que nos unamos en busca de ese destino común. No vengo a instalar un discurso único. Celebro la diversidad», dijo Fernández.

En el inicio de su discurso, el jefe de Estado recordó a la fallecida cantante Mercedes Sosa, a 85 años de su nacimiento.

Previo a su mensaje, Fernández dio la palabra al gobernador José Manzur, desde la Casa de Tucumán, donde se proclamó la Declaración de Independencia el 9 de julio de 1816, y luego se emitió un video para recordar el acta de la Declaración de Independencia, leída por niños de todas las provincias.