La pandemia golpea al gigante del juego: Trabajadores de los bingos Codere reclaman por demoras en el pago de salarios

La pandemia global golpeó con dureza las finanzas del Grupo Codere, dueño de los bingos de Mar del Plata, La Plata, Lomas de Zamora, San Martín, San Justo, Ramos Mejía, Lomas del Mirador, Lanís, Moreno, San Miguel y Morón. En Argentina la cuarentena golpeó a sus puertas, con efecto en los salarios. Por eso esta semana comenzaron una serie de acciones contra la cadena, con reclamos gremiales.

Por empezar, el Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar denunció a la empresa en Mar del Plata (opera con cuatro bingos) por falta de pago del salario correspondientes a junio y del aguinaldo.

«Sólo han percibido la asignación complementaria establecida por la Anses», correspondiente a junio – a través del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP)- y «una suma arbitrariamente fijada y abonada en cada caso por la empresa de forma unilateral que resulta insuficiente para alcanzar sus ingresos habituales»

“Son alrededor de 100 empresas de juego del país las que han pagado esa diferencia y diez que no, entre ellas está la multinacional Codere, sospechada por estar integrada por los denominados Fondos Buitre o capitales volátiles”, señaló el delegado Germán Martínez .

El secretario Gremial de ALEARA, Ariel Fassione, apuntó: «Nos sorprende que empresas de todo el país han acompañado este esfuerzo del gobierno y de los trabajadores para poder sostener el salario a pesar de la crisis provocada por la Pandemia, y que justo dos grupos empresarios respaldados por los denominados fondos buitres, sean las que se nieguen a pagar».

Recordó que «Codere y AGG son grupos permanentemente sospechados por estar integrados por los denominados fondos buitres o capitales volátiles, y no reparan en generar conflictos sin tener en cuenta la crisis sanitaria y social que vive el país».

Las protestas se fueron extendiendo esta semana en los bingos Lomas del Mirador ( Juan Manuel de Rosas 30) y Lanús, en Hipólito Yrigoyen 4450, de esa ciudad del sur del Gran Buenos Aires.

Este mediodía, el gremio gastronómico, que el miércoles marchó en Capital para pedir por los hoteles y restaurantes, colaboró con presencia y una olla popular en la puerta del bingo ubicado frente a Gral. Paz.

El miércoles 29 de julio continuarán las medidas en el Bingo Avellaneda y seguirán posteriormente en los bingos de Berazategui; Quilmes y Moreno, según la información difundida por el gremio.

La industria del juego viene perdiendo la apuesta frente a la pandemia. Y en Argentina el grupo Codere resignó ingresos por 15,9 millones de euros en el primer trimestre por la operación de las 13 salas de Bingo que tiene en la provincia de Buenos Aires. El juego sigue restringido. Solamente abrieron las casas de quiniela esta semana.

Codere es una multinacional de origen español, fundada en 1980 por la familia Martínez Sampedro. Está en la Argentina desde 1991 ,cuando abrió sus primeros bingos en territorio bonaerense. Actualmente la mayoría pertenece a un fondo de inversión de EE.UU.