El ministro de Salud bonaerense afirmó que «el decreto que prohíbe reuniones sociales es un llamado a la conciencia»

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, consideró hoy que el decreto presidencial que prohíbe los eventos sociales o familiares por 15 días en todo el país para mitigar la velocidad de los contagios de coronavirus «es un llamado a la consciencia de la gente para evitar un relajamiento». Y anunció por enésima vez la apertura del hospital de Ituzaingó.

«Hay una cuestión que tiene que ver con la consciencia y otra con las normativas para fortalecer la posición de que la gente no se junte. No sé si el decreto será de cumplimiento efectivo o no, lo que sé es que se trata de preservar la vida de la gente», explicó el funcionario en declaraciones formuladas a radio Metro.

Analizó que ese tipo de normas se dictan con el propósito de «apoyar la concientización y de resaltar la importancia de que no nos juntemos».

El ministro reconoció que existe «cansancio» y «fatiga» en la sociedad por el aislamiento social, preventivo y obligatorio pero pidió «consciencia».

Luego graficó: «En la Guerra de Malvinas murieron 490 personas y hubo 1.200 heridos y nos marcó de por vida. Tratemos de evitar imágenes que nos marquen de por vida, salvando la mayor cantidad de vidas posibles».

 

Por otro lado, reiteró que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) «es una sola cosa, por lo que la gente irá a buscar las camas a donde estén» para tratar el coronavirus.

«En la Ciudad no sólo atienden a su población sino a afiliados de las prepagas que viven en el conurbano, pero como los sanatorios ya están llenos se atienden en la Capital, donde hay mayor capacidad instalada», explicó.

Dijo que, en tanto, PAMI «ya no tiene más lugares donde internar en la Ciudad de Buenos Aires, por lo que está derivando pacientes a clínicas, sanatorios u hospitales del Conurbano, como el de Esteban Echeverría y próximamente el de Ituzaingó».

El hospital del Bicentenario ya fue recorrido y su apertura anunciada por la titular del PAMI, Luana Volnovich, en mayo. Hasta ahora sólo funciona una guardia municipal. La Obra Social tiene a cargo el 70% de edificio de Branden y Roca.