Motoqueros salieron en caravana por Acceso Oeste para protestar por la inseguridad: «Somos los más damnificados»

Más de 1000 motoqueros se movilizaron este sábado en caravana desde Villa Martelli hasta el peaje del Acceso Oeste a la altura de Ituzaingó para reclamar por los constantes robos que sufren en el Conurbano.

Es que los repartidores, deliverys y trabajadores en dos ruedas vienen siendo blanco fácil por parte del lumpenaje que azota en cuarentena. No faltó la cobertura de Crónica TV, donde un conductor muy cómodo los retó por no cumplir la cuarentena: «Los primeros damnificados en estos de la delincuencia somos nosotros, porque tenemos todo en regla, y sufrimos un motón de robos y de homicidios».

«Para robarle una moto los mata. Tenemos que salir a la calle, es el momento», le cuestionó el entrevistado, ante un canal cada vez más oficialista.

«No solo somos víctimas de asaltos, sino también de intentos de homicidio. Cuando cruzamos el peaje de Moreno ya recibimos balazos», aseguró un hombre que señaló que desde el comienzo de la cuarentena salió a trabajar en moto. «La marcha no tiene connotación política, esto es tierra de nadie», resaltó en diálogo con TN.

Otro vecino aseguró que «la inseguridad está en todos lados» y contó el episodio que vivió recientemente y por el que aún está en rehabilitación.

«Estaba frente a la comisaría de Moreno cuando sufrí dos impactos de bala en la pierna y uno en la cabeza. Me salvó el casco». «Tuve toda la suerte para estar acá», agregó.

Con banderas y carteles en las que reclamaron «motociclistas sí, chorros no», cientos de vecinos corearon esta tarde: «¿Y Berni dónde está?».

«A mí me robaron la moto y cuando fui a hacer la denuncia me dijeron que estaba todo perfecto, pero nadie hacía nada. Después vi que los ladrones habían puesto a la venta mi moto en Instagram», contó un hombre.

Y continuó con el relato: «Me contacté a través de otra persona, me pidieron un rescate de 70 mil pesos y me la terminaron entregando con total impunidad a las 12 de la noche a media cuadra de la comisaría».

La semana pasada ya hubo una protesta frente a la Municipalidad de Merlo, uno de los distritos más calientes del GBA. Fueron, trabajadores mayormente de Pedidos Ya, Uber Eats y Glovo, junto a otros independientes que llegaron incluso en bicicleta. Por esos días hubo no sólo asaltos, sino «aprietes» de efectivos, denunciaron los organizadores.

Al grito de “seguridad”, hubo insultos contra el intendente, Gustavo Menéndez. La comisaría 1° de Merlo, que está ubicada enfrente del Municipio, fue soslayada. Sospechan por las zonas liberadas y hasta de posibles “peajes” que cobran los jefes de calle para “hacer la vista gorda”.