Gatillo fácil: A un mes del asesinato, familiares de Lucas Verón marchan este lunes en San Justo para exigir Justicia

La familia de Lucas Verón, el joven asesinado hace un mes por un policía de La Matanza, cuando festejaba sus 18 años, volverá a movilizarse este lunes hasta la sede del Juzgado de Garantías N° 1, ubicado en Florencio Varela y Marcón, San Justo, para reclamar Justicia.

La noche del 9 de julio el adolescente salió a comprar bebidas, cuando un patrullero en el que iban los agentes Ezequiel Benítez y Cintia Duarte lo interceptó junto con un amigo, por violar la cuarentena.

El chico que sobrevivió contó que los persiguieron y que a Lucas lo terminaron fusilando. La bala que lo mató pertenecía al arma ed Benítez, el más comprometido en la causa, aunque su pareja está imputada.

La familia de la víctima también denunció que el amigo de Verón fue amenazado para dar otra versión en Comisaría. Por las fallas en las primeras horas de instrucción apartaron al fiscal de homicidios Juan Pablo Tahtagianel, en forma provisoria y a pedido de las querellas.

La Comisión Provincial por la Memoria actúa como patrocinante de la familia. Su papel, incluso, es observado hoy por la represión en la Provincia durante la cuarentena, la desaparición de Facundo Castro y las responsabilidades políticas a las que por ahora prefiere preservar, más que denunciar. Distinto es el rol de la izquierda y la Correpi.

Estos sectores sí le pusieron el cuerpo a la protesta y colaboran con la convocatoria, tal es es el caso del diputado Nicolás Del Caño y el FIT.