A horas del anuncio, el jefe de Gabinete de Kicillof dijo que «no es deseable una mayor flexibilización» de la cuarentena

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, aseguró este viernes que «todos los intendentes y especialistas coinciden en que una mayor flexibilización de actividades o circulación de personas no es deseable», mientras que la vicegobernadora, Verónica Magario,convocó a los habitantes del distrito «a extremar las medidas de cuidado».

En un comunicado, la presidenta del Senado bonaerense sostuvo que “la excelente noticia de la vacuna será realidad en algunos meses: ahora nuestra realidad es que, hoy por hoy, quedan 1.000 camas disponibles en las terapias intensivas en toda la provincia y a este ritmo de contagios pueden ocuparse en 50 días y si aumenta el ritmo eso puede suceder en 30 días”.

“Tenemos confirmados más de 10.000 casos positivos sólo en los últimos dos días en la provincia y corremos el riesgo de que aumenten los contagios entre el personal de salud, lo que también atentaría contra el sistema. Lamentablemente han fallecido ya 35 trabajadores de salud, 10 policías y tenemos 3.000 policías en aislamiento”, dijo.

Por su parte, el intendente de Morón, Lucas Ghi, aseguró que hoy que «en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) «no están dadas las condiciones para reformular la fase» de cuarentena ante el aumento de contagios de coronavirus y la ocupación de camas en los hospitales.

En el contexto «creciente de contagios y ocupación de camas, no sería prudente avanzar en un cambio de fase», evaluó Ghi al explicar que se llegó ayer esa consideración luego de la reunión virtual entre los intendentes de municipios del AMBA y el gobernador Axel Kicillof.

«Cada vez que Kicillof tuvo que plantear una posición al presidente Alberto Fernández y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, primero dialogó con los intendentes de todos los espacios políticos», destacó el jefe comunal, en declaraciones a radio Provincia.

En Morón, «la tasa de duplicación de contagios creció a 19 días y la ocupación de camas está en 70%, que es alta pero hay margen», precisó el intendente, y resaltó que, tras cinco meses de cuarentena, «hay un nivel de conciencia colectiva que no hay que dejar de destacar».

«El número de fallecidos no llega a 5 mil y eso se explica por la firme convicción del pueblo, de entender que había que hacer el sacrificio y que estamos salvando vidas», añadió.

En cuanto a expandir la apertura de actividades en la Ciudad de Buenos Aires, el intendente evaluó que «habría tensión si hay una medida unilateral; debe haber coordinación política».

Respecto del acuerdo del Gobierno para participar en la fabricación de la vacuna de Oxford en el país, Ghi remarcó que «es reflejo de la valoración que hay en el mundo del sistema científico argentino» y sostuvo que «habrá que esperar y ser prudentes pero con esperanzas».