La Matanza: Se cometieron tres homicidios en un día y un degenerado fue atrapado por el delito de grooming

Luego de un allanamiento concretado por agentes policiales en San Justo, la Justicia logró detener este viernes a un sospechoso de 30 años, que era investigado por distribución de imágenes de pornografía infantil en distintas redes sociales.

De acuerdo a lo manifestado por especialistas, el delito de Grooming se incrementó durante la cuarentena que se implementó en Argentina a mediados de marzo como consecuencia de la pandemia de Covid-19. Los voceros del departamento judicial señalaron que el sujeto fue apresado en una vivienda situada en Figueroa Alcorta al 4000 de La Matanza.

Pero no fue el único hecho significante de la jornada. Tres jóvenes fueron asesinados a balazos y a cuchilladas, mientras que un cuarto sufrió heridas de gravedad, en diferentes sucesos que se registraron en Laferrere y Ciudad Evita.

El primero de los ilícitos se descubrió en la esquina de Besares y Antonio Zinny, en Gregorio de Laferrere, donde Jonathan Alejandro Herrera, de 26 años, apareció muerto con un impacto de arma de fuego en la región torácica.

Mientras tanto, a 100 metros del cadáver del joven, los habitantes del vecindario hallaron a otro muchacho, llamado Facundo Aguirre, quien presentaba un tiro en la cabeza y que tuvo que ser trasladado, de urgencia, en un rodado y por varias personas, a la Unidad de Pronta Atención (U.P.A.) instalada en las cercanías del el kilómetro 29 de la Ruta Nacional 3 luego derivado al Hospital Simplemente Evita, en González Catán, encontrándose en muy grave estado.

Integrantes de la seccional de González Catán (2ª Sur de La Matanza) creen que lo ocurrido se debió a una brutal pelea entre miembros de dos grupos rivales. Por su parte, en Garmendia al 4900, también en Gregorio de Laferrere, Alan Alberto Carballo, de 21 años, perdió la vida en el Hospital Materno Infantil Teresa Germani, en ese distrito, y tras haber sido acuchillado en el tórax por su suegro, de nombre Horacio Daniel, como epílogo de un altercado familiar.