El Ministerio de Transporte firmó un convenio que cede 7.8h del FFCC a la ampliación del Parque La Cantábrica de Haedo

El intendente de Morón, Lucas Ghi; y el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, firmaron esta mañana un convenio para la cesión de terrenos linderos al Parque Industrial La Cantábrica, sobre los cuales está planificada la ampliación del polo productivo (conocido como La Cantábrica II). El proyecto había sido autorizado por el HCD en 2015.

Mediante este nuevo acuerdo (de varios que se habían rubricado durante la anterior gestión del sabbatellismo) con la Administración de Infraestructuras Ferroviarias S. E. (ADIF), dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, se podrá fomentar la actividad industrial, expandir el entramado productivo local y generar nuevas fuentes de trabajo.

«Es un día muy importante, y este paso da cuenta de la decisión política del Estado Nacional de poner a disposición este espacio para poder ampliar este Parque Industrial modelo que tenemos aquí en Morón, para la promoción y el desarrollo local. Y nadie mejor que Mario, que fue intendente, y sabe lo que significa para la producción disponer de un recurso tan estratégico como es la tierra”, señaló esta mañana el intendente, tras la firma realizada en el mismo predio.

«Tenemos la posibilidad de coronar una vieja expectativa de nuestro pueblo que es ampliar este parque que hoy reúne 40 unidades productivas que generan empleo, y que para nosotros era una aspiración desde hace muchos años», dijo.

El jefe comunal agregó que «no entendíamos cómo durante la etapa anterior se postergó estando todas las circunstancias dadas para que se concretara, podemos inferir que no se hizo porque no había en mente un modelo industrial».

«Entendemos que están las condiciones dadas para materializar una vieja expectativa de nuestro pueblo, un proyecto que tiene una potencialidad enorme y un gran impacto en el ámbito social, cultural y productivo del distrito», concluyó.

Por su parte, Meoni afirmó que “estamos construyendo un Estado que disponga de sus terrenos con un fin social y puestos al servicio de la producción porque queremos lograr que rápidamente todos los sectores productivos se pongan en marcha y desarrollar la industria en todo el país”.

El predio dispone de 7,8 hectáreas, u formaba parte de la ex playa ferroviaria de Cargas Haedo, que hasta hoy son propiedad del Estado Nacional. El acuerdo permitirá la construcción de 17 nuevas unidades funcionales para pequeñas y medianas empresas. Esto viene de un proyecto de 2013, por el cual hasta se había abierto un fondo de inscripción.

Participaron del encuentro, Martín Cosentino y Juan Debandi, presidente y vice de la Agencia de Administración de Bienes del Estado; el gerente de ADIF, Mariano Puccio; el presidente de la Unión Industrial del Oeste, Edgardo Gámbaro; el director Provincial de Desarrollo Territorial y PyMEs, Ariel Aguilar; el jefe de Gabinete Municipal, Hernán Sabbatella; el secretario de Planificaciónm Pablo Itzcovich; y el subsecretario de Desarrollo Económico, JC Martínez.

El proyecto original fue elaborado en 2013, cuando el Municipio gestionó un convenio conjunto con la AABE y el EPIBAM para la cesión de tierras. En marzo de 2015 se aprobó el cambio de uso de suelo, que habilitaba al proyecto, no sin resistencia del barrio. En el período 2015-2019 no avanzó. Como concejal Ramiro Tagliaferro (Pro) se había opuesto a aquella rezonificación por cuestiones técnicas, lo mismo que las bancas del GEN y del PS (eran Frente Progresista).

En la sesión de marzo de 2015, Tagliaferro hizo hincapié en la falta de estudios ambientales precisos como así también de información sobre la cantidad de dinero que demandará al Municipio poner en marcha el nuevo polo industrial. A esa altura, había lista de empresas interesadas. Pero la plata la ponía el Estado. Por su parte, el oficialismo defendía la ampliación con el argumento de que la Cantábrica II será fuente de más de 2 mil puestos de trabajo.

“El estudio del uso de suelo era sobre 19 hectáreas, pero la zonificación fue sobre 4.8; hay que rectificar”, explicaba el entonces jefe del bloque de concejales del Frente Renovador, Martín Marinucci, que votó la ordenanza en general. Hoy presidente la empresa estatal «Trenes Argentinos», debajo de Meoni (ambos gracias a Massa). «Me sorprendí cuando el intendente hizo mención a las 6.5 hectáreas, como cuando planteó que trabaja en establecer estándares para ver qué empresa se instala y cuál no –agregaba- . Ese punto estaba en un anexo y se aprobó, aunque eso no lo votamos».