William Morris: Un motociclista fue detenido por violar la cuarentena pero después denunció agresiones en comisaría

A pesar de que según el Presidente «la cuarentena no existe más», la Policía tiene órdenes de actuar contra quienes no respetan al menos el protocolo. Sucedió en Córdoba, Santiago del Estero y en célebres casos del ámbito Bonaerense. Hace una semana pudo comenzar otro escándalo en Hurlingham, donde se llevaron detenido a un joven por andar en una moto sin un permiso. Hay denuncias de apremios ilegales.

El 15 de agosto, Agustín Fernández transitaba por la calle Villegas, en William Morris, donde el Municipio convirtió esa senda en peatonal. Cuando la Policía lo para y le pide papeles, tampoco los tenía.

El infractor se comunicó con su familia, porque no era el titular de la moto que le acababan de secuestrar. El escándalo comenzó cuando llegó el padre, Ezequiel Fernández seguido de su hermana, que es abogada.

Las versiones hablan de una actitud «hostil» de la Policía, y de una trompada de la letrada hacia un uniformado. Todo terminó en una violenta detención y posteriores denuncias contra el accionar en la Comisaría 3ra de William Morris. Al padre le labraron dos actas: Por resistencia a la autoridad y por  por violación al decreto presidencial de Aislamiento Social. Denuncia está radicada en la UFI 4.

«Lo único que hice fue subirme a la moto para que no sea secuestrada, es mi única herramienta de trabajo», apuntó Ezequiel ayer. Y agregó: «Me dijeron que si no me bajaba me iban a moler a piñas».

Denunció que en la comisaría un oficial le dio dos golpes a la altura del hígado. «Me apretaron de más las esposas a propósito, se reían de nosotros, fumaban en nuestra cara. Repetían todo el tiempo que la comisaría era su casa, y que en su casa hacían lo que ellos querían».

También se denunciaron por redes sociales actas realizadas en Morón contra al menos dos vecinos, también por violación de la cuarentena.